La importante caída de la cotización de las acciones de la entidad española nacionalizada tras anunicarse la recapitalización es ampliamente destacada en medios extranjeros que utlizan calificativos como “baño de sangre”, “aniquilación”, “desplome” y “pérdida casi total para accionistas”.

Logo de Bankia
(Foto: Flickr/Bankia)

Financial Times resalta que el desplome de las acciones de Bankia y la perdida casi total para los inversores. La crónica de Miles Johnson explica: “Las acciones de Bankia se desplomaron el lunes a la mitad de su valor, a medida que la última fase del mayor rescate bancario de la historia española se materializa en una pérdida casi total para sus accionistas, menos de dos años después de su salida a bolsa. Esta caída bursátil llega después de que el viernes concluyera la inyección de 15.500 millones de euros de nuevo capital, en la que se fijaba en 0,01 el valor nominal de las acciones de Bankia, el mínimo permitido en la normativa de la bolsa española.”

La Stampa habla de baño de sangre para Bankia El articulo de Luigi Grassia señala: “El sumamente austero saneamiento impuesto a quienes han creído en los bancos de Chipre no oculta la tremenda cura a la que deben someter los accionistas y poseedores de bonos de Bankia. Se trata de un grupo nacido de la fusión de numerosas cajas de ahorros ibéricas, doblegadas por la burbuja inmobiliaria y por la crisis económica general. La fusión ha ocultado los problemas sin resolverlos y ahora Bankia se ve obligada a reestructurarse imponiendo fuertes pérdidas a los inversores. Ayer, en la Bolsa, el título perdió incluso el 41,43% desplomándose a un céntimo por acción.

La decisión ha sido adoptada para evitar ulteriores desembolsos a cargo del Estado y por tanto de los contribuyentes, y en práctica reduce a cero el valor de los títulos en manos de aproximadamente 400.000 socios de minoría del grupo que cotizó en verano de 2010 a un precio de 3,7 euros por acción, después de la fusión colectiva de las cajas de ahorros en dificultad. La operación mantuvo ocultas las macro- pérdidas en el balance y ahora es objeto de investigación por parte de la magistratura. La cura es de caballo, sin embargo, según Standard&Poor??s podría no ser suficiente.

El New York Times considera que las acciones de Bankia se acercan a la aniquilación bajo la recapitalización.  La crónica de Raphael Minder apunta: “Las acciones de Bankia se desplomaron el lunes, primer día en el que cotizaron tras los recortes del FROB. Las acciones cerraron a 14,7 céntimos de euro, descendiendo un 41% con respecto al viernes. Por su parte S&P rebajó la calificación de la entidad financiera a la nota BB-, alegando que era probable que el banco permaneciera siendo dependiente de los fondos procedentes del BCE. También alegó que el recorte estaba justificado ya que el impacto positivo de los planes de Bankia para incrementar su capital convirtiendo 6.500 millones de euros de deuda híbrida en capital neto `no será tan importante como previamente se esperaba´.??

De Tijd apunta que la recapitalización hunde la cotización de Bankia. Dicen: ” Las acciones de Bankia perdieron ayer más del 40% de su valor a la apertura de la jornada bursátil. El FROB anunció el pasado viernes la inyección de 15.540 millones de euros en el banco problemático mediante la emisión de nuevas acciones con un valor nominal de 1 céntimo. El sector bancario español será sometido a cambios aún más profundos. Circulan planes para fusionar Bankia con CatalunyaCaixa y NovaCaixaGalicia, otros dos bancos problemáticos bajo control público.”

L??Echo señala que Bankia se desploma. Aseguran: “Cerca de 350.000 ciudadanos invirtieron en Bankia desde 2010. Las participaciones preferentes carecen de valor en este momento. Los perjudicados multiplicaron desde entonces sus reclamaciones ante el Gobierno de Mariano Rajoy. El Ministro De Guindos reconoce que el 75% de dichos productos fueron vendidos en los años 2008-2009 a personas que no sabían exactamente lo que compraban. El Gobierno español anunció la creación de una comisión de arbitraje para ayudar a los `más vulnerables´ a que recuperen el máximo posible. Sin embargo, la experiencia acumulada en Bélgica demuestra que dicho procedimiento requiere tiempo.”

Handelsblatt habla de caída temporal de un 50%. El artículo de Christian Schnell señala: “El jefe del Eurogrupo Jeroen Dijsselbloem recomendó el plan de rescate para Chipre como modelo para el resto de la zona euro. En caso extremo, esto significaría que también ahí los grandes inversores tendrían que asumir serias pérdidas. Especialmente las acciones bancarias, aclamadas hasta entonces, presentaron a partir de ese momento una imagen heterogénea.

El Banco Santander, que hasta mediodía estaba aún muy cotizado en el índice Euro Stoxx 50, determinante para la zona euro, tan solo logró evitar pérdidas por muy poco a última hora del día. No obstante, el hecho de que la cotización se desinflara tan rápido estuvo relacionado con otro motivo: La solvencia del afectado instituto español Bankia, competencia del Santander, fue rebajada por la agencia de calificación S&P a la nota BB-.”

Print Friendly, PDF & Email