Numerosos medios internacionales recogen la gran demanda del bono español a 10 años en la subasta del miércoles. Destacan que recaudó un número record de 10.000 millones de euros, pero que la demanda llegó hasta los 40.000 millobes. Se interpreta c0mo una señal de que España ha recuperado la confianza de los inversores.

Financial Times habla del bono a 10 años español como un “superventas” que atrae una demanda cuatro veces superior a la oferta. Dice: “España aprovechó la nueva y poderosa recuperación de los mercados de deuda de la periferia de la zona euro para emitir 10 mil millones de euros de bonos a 10 años, después de recibir peticiones por valor de casi cuatro veces más. Madrid declaró que `las condiciones de financiación de España se han normalizado´, después de reservar casi 40 mil millones de peticiones de compra. El volumen de demanda fue `una prueba más de que España ha recuperado la confianza de los inversores´, agregó un funcionario del Tesoro español.”

The Wall Street Journal resalta que los inversores acuden en masa hacia el bono español a diez años. Su crónica asegura: “Los inversores respondieron positivamente el miércoles al nuevo bono soberano español a 10 años, en línea con la tendencia de robusta demanda de bonos emitidos por países de la eurozona que hasta hace poco eran problemáticos.`Bajo el primer ministro Rajoy, España ha demostrado cómo un país grande puede darle la vuelta a  su economía bajo una gran presión y dentro de un régimen de tipo de cambio fijo´, dijo Christian Schulz, economista de Berenberg Bank. España estuvo a punto de ser sacada de los mercados de bonos en el medio de 2012.”

Bloomberg destaca que los bonos españoles superan a los alemanes. Explica: “Los bonos españoles superaron a sus homólogos alemanes con un rendimiento adicional de los títulos a 10 años españoles, que se redujo al más bajo desde abril de 2011, después de que el país vendiera una cantidad récord de deuda a través de los bancos.`Los pedidos para la subasta española fueron masivos´, dijo Christoph Rieger, jefe de estrategia de tasas de interés de Commerzbank.”

The Times señala que el éxito de las finanzas enmascara una situación de malestar. El comentario de Ian King sostiene: “Nadie niega que España ha demostrado una enorme disciplina para tratar de impulsar su competitividad con reformas estructurales. Sin embargo, como señalamos la semana pasada, el tipo de interés al que ahora se acaba pidiendo prestado no sienta bien a un país con una tasa de desempleo del 25 por ciento. Los caminos del mercado son, ciertamente, misteriosos.”

The Irish Times recoge la enorme demanda de los bonos españoles. Afirma: “España emitió un récord de deuda por valor de 10.000 millones de euros al cpaitalizar el país la reciente caída en sus costos de endeudamiento y la estabilización de sus perspectivas económicas.”

Puls Biznesu destaca que España ha vendido el número record de obligaciones. Explica: “España ha vendido, a través de los bancos obligaciones a diez años por el valor 10 mil millones de euros. Es un record entre este tipo de ofertas.”

Vedomosti apunta que los inversores creen a España. Dice: “La demanda de valores superó los 22.000 millones de euros, informa Bloomberg. Según datos del ICAP, la rentabilidad de los nuevos valores fue fijada al nivel del 3,8%. Es un dato muy inferior a la anterior emisión de bonos en enero y mayo de 2013 (5,403% y 4,452%, respectivamente). El coste de los préstamos se halla ahora en su punto más bajo desde septiembre de 2006.”