En 2018, España ha sustituido a Italia como la principal puerta de entrada de la inmigración a Europa, a pesar de que el flujo de llegadas al continente se ha reducido significativamente hasta su mínimo en los últimos cinco años. Esta paradoja es destacada por medios de todo el globo tras conocerse las estimaciones oficiales de Frontex sobre el número de inmigrantes ilegales llegados a Europa el año pasado. Se subraya que las 150.000 personas registradas suponen una gran caída con respecto a años anteriores, sobre todo 2015 cuando se superó el millón de llegadas y se atribuye a las medidas tomadas por Italia y Grecia ante la crisis migratoria. Pero se enfatiza que frente a esta tendencia global, España recibió a 57.000 inmigrantes ilegales en 2018, una cifra que dobla la del año 2017, que ya había registrado un fuerte auge con respecto a 2016. Y se advierte además de que la cuestión migratoria ya ha entrado en la agenda política en España y es “explotada” por la oposición.

CNN resalta que la inmigración ilegal a la UE cae a su nivel más bajo en cinco años, pero se dispara en España. La TV estadounidense recoge las estimaciones de Frontex de que unas 150.000 personas llegaron a Europa de forma irregular en 2018, lo que supone el mínimo desde 2013 y un descenso del 92% con respecto al pico registrado en 2015. Apunta que esto se debe sobre todo a un “dramático” descenso del 80% en el número de llegadas a Italia, pero subraya que en cambio las entradas por la vía del Mediterráneo Occidental, desde Marruecos a España, se han duplicado con respecto a 2017, alcanzado las 57.000. Apunta que es el segundo año consecutivo que las llegadas a costas españolas se disparan.

The Telegraph apunta que Europa registra un mínimo en 5 años en llegadas de inmigrantes, pero España dobla sus números de 2017. El diario británico, en un artículo de Jessica Jones, detalla cómo la UE ha registrado en 2018 el menor número de llegadas de inmigrantes de los últimos 5 años, 150.000, tras las medidas tomadas en Italia y Grecia para reducir el flujo, que en el caso italiano han caído un 80%. Pero señala que España, en cambio, ha marcado un nuevo récord el año pasado al registrarse 57.000 entradas, más del doble que en 2017. Y advierte de que la ruta del Mediterráneo Occidental está manteniendo en este inicio de 2019 su ritmo de actividad, ya que solo en los dos primeros días del año, las autoridades españoles rescataron a 401 inmigrantes en el mar. Añade que el asunto de la inmigración está provocando críticas internas en España y ha impulsado al partido de extrema derecha Vox.

The Washington Post señala que el flujo de inmigrantes a Europa se desplazó en 2018 al doblarse las llegadas a España. El rotativo estadounidense recuerda el incidente del Aquarius en junio cuando el gobierno español se ofreció a recibir el barco tras el bloqueo de Italia. Pero enfatiza que en 2018, se ha evidenciado un cambio en las rutas y destinos que siguen los inmigrantes que intentan alcanzar a Europa, al doblarse el número de llegadas a las costas españolas con respecto al año anterior y convertirse en la principal puerta de entrada, mientras que Italia recibió una quinta parte de los inmigrantes que llegaron a sus costas en 2017.

Le Figaro resalta que en dos días, España rescata a 401 inmigrantes y que la cuestión migratoria ya es explotada políticamente. El periódico francés se hace eco de que los guardacostas españolas han socorrido a 401 inmigrantes en el mediterráneo sólo en los primeros dos días el año. Destaca que la ruta migratoria a Europa por España no es la más mortal, pero se ha convertido en la más frecuentada en 2018, según los registros oficiales, con 56.000 llegadas. y enfatiza que la cuestión migratoria ya está siendo explotada políticamente por la oposición española de derecha y extrema derecha.

Reuters apunta que España reemplaza a Italia como primer destino en la llegada de inmigrantes. La agencia británica explica que las cifras de la agencia europea Frontex muestran que España ha sustituido a Italia como el destino elegido por los inmigrantes para cruzar el Mediterráneo y alcanzar el continente. Recuerda que las 150.000 llegadas de 2018 suponen un fuerte descenso con respecto al pico de 2015, cuando se registraron más de 1 millón. Pero apunta que las llegadas a España se ha doblado con respecto a 2017 y han hecho de la ruta desde Marruecos a la Península Ibérica, la más activa poniendo además la inmigración bajo los focos en el país en un año en el que celebra varias elecciones.

RFI apunta que pese al auge de llegadas, la mayoría de españoles sigue favorable a la acogida de inmigrantes. La radio gala, señala que España se ha convertido desde el pasado verano en la primera puerta de entrada a Europa para quienes antes pasaban por Italia. Cita la cifra de HRC que habla de 55.000 llegadas por mar en 2018, frente a las 22.000 de 2017. Y resalta que aunque el éxito de la extrema derecha en Andalucía en diciembre ha enturbiado un poco la solidaridad del país ante la inmigración, la mayoría de los españoles siguen siendo favorables a la acogida de inmigrantes- Menciona el caso concreto de Barcelona que se ha comprometido oficialmente y señala que España parece “bastante sola” en este asunto.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email