En su visita comercial a España el gobernador de Florida, Rick Soctt se reunió con las grandes constructoras españolas. Detalló a representantes de ACS, FCC, Ferrovial, Acciona o Abertis las oportunidades de negocio que este Estado ofrece en materia de infraestructuras. Y segun recoge el diario Sunshine State News, el gobernador detectó un “interes significativo”.

Esperanza Aguirre con Rick Scott
(Foto: Flickr/Comunidad de Madrid)

Representantes de ACS, Ferrovial, Abertis, Acciona e Isolux Corsán mantuvieron entrevistas con el secretario de Transportes de Florida, Ananth Prasad. Al encuentro también asistieron directivos de FCC, Sacyr y Elecnor. El encuentro se enmarcó en la jornada “Florida: Plan Estratégico de Infraestructuras”, organizadas por la Cámara de Comercio  de Madrid y FCC Construcción.

Florida, con una población de más de 18 millones de habitantes y un PIB de 588.500 millones de euros, es el cuarto mercado más grande y más dinámico de Estados Unidos, y el primero entre los Estados del Sur. Según Arturo Fernández, estos datos subrayan el potencial de negocio de Florida, “uno de los principales polos de atracción para las empresas españolas que miran a Estados Unidos por su posicionamiento geoestratégico, su dinamismo económico y su apertura a la inversión internacional”, subrayó.

El Sunshine State News destaca que “se estima que ya hay unas 300 empresas con base en España que trabajan en Florida que tiene además una de las mayores comunidades de expatriados españoles en Estados Unidos”. Rick Scott señaló el potencial de las empresas constructoras de España para ir a Florida y ayudar a reducir el coste de la construcción de carreteras. “Tienen algunas de las mayores empresas de construcción, empresas que construirán carreteras y mucha infraestructura, y que van a asumir los riesgos. Queremos que venga para ver si pueden venir a ayudarnos “, dijo el gobernador.

Además señaló: “Queremos construir más carreteras, pero como gobernador mi trabajo es que esas carreteras se hagan a un precio que el ciudadano pueda pagar. Así que si una empresa española puede entrar y hacerlo bien, quiero que vengan a hacerlo.”