Ante la consulta del 9N, se publican varios artículos que ponen en cuestión a Artur Mas y al movimiento independentista catalán. Un editorial de Le Monde lo califica de “simulacro de referéndum” que no sirve para nada, mientras un reportaje de Bloomberg sostiene que los secesionistas han reescrito la historia de la batalla de 1714 para construir su narrativa nacionalista. Además se señala que la actitud de la Generalitat les dirige hacia la desobediencia civil.

En la prensa extranjera sin embargo también se ha criticado la gestión de Mariano Rajoy y del gobierno español ante el enfrentamiento con Cataluña.

Le Monde critica con dureza el 9N como un voto para nada. En un editorial titulado: “En Catalogne, un `vote´ pour rien” sostiene que el domingo no va a haber un referéndum, sino que los catalanes participarán en un “proceso participativo”, respondiendo a las mismas preguntas previstas en el proyecto original de referéndum. Pero señala que es una idea muy discutible porque el escrutinio tendrá el color y la forma de un referéndum, pero será sobre todo un escrutinio contestado. Y añade que a riesgo de pasar por un acto de desobediencia civil, este “simulacro” de referéndum no tendrá control independiente. Apunta que una victoria aplastante del si es previsible, pero no tendrá valor jurídico y puede empañar la idea misma de elegir la independencia a ojos de España y Europa.

Bloomberg asegura que los catalanes reescriben la historia de España en su lucha por la independencia. La crónica de Ben Sills y Esteban Duarte se titula: “Catalans Recast Spanish History in Drive for Independence” y sostiene que la versión de los nacionalistas catalanes de que la derrota de 1714 acabó con su libertad es “irreconocible” para la mayoría de los historiadores fuera de Cataluña. Apunta que al desarrollar la narrativa entorno a su identidad nacional han reinterpretado la historia y cita a historiadores como Alejandro Quiroga, James Amelang o Nigel Townson que hablan de “grande distorsiones” en la forma en que los catalanes hablan de la guerra de 1714 señalando que la sociedad catalana entonces estaba dividida y luchaban entre quienes apoyaban a la opción de los Habsburgo y quienes preferían a los Borbones para reinar desde Madrid.

The New York Times publica una tribuna que califica el 9N de amenaza a la democracia española. El artículo está firmado por Cayetana Alvarez de Toledo, Nuria Amat y Mario Vargas Llosa y se titula “A Threat to Spanish Democracy”. Apunta que el 9N se hace en nombre de la “democracia” y el derecho a decidir, pero sin respetar la ley, ni la verdadera voluntad de la gente. Añade que la rebautizada “consulta no vinculante” y la postura cínica de victimismo que la ha acompaña es otra estratagema del gobierno catalán y sus aliados para sumar apoyo a la causa separatista, con eslóganes cómo” España nos está roba” y ahora “España no nos deja votar”.

Liberation ve a Cataluña rumbo a la desobediencia civil. Su artículo titulado: “Espagne: la Catalogne sur la pente de la désobéissance civile” eñala que la decisión de Mas de mantener la consulta del 9N revela una desobediencia civil que desencadena una crisis política sin precedentes en España desde la muerte de Franco. Y cita a especialistas consultado por AFP que señalan que abrir los colegios y todos los actos de funcionarios que colaboran serán considerado desobediencia a la autoridad por parte de personas con mandatos públicos.

(Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)

Print Friendly, PDF & Email