Varios medios internacionales publican ante la consulta del 9 de noviembre diversos análisis o artículos cuestionando al gobierno español y a su presidente Mariano Rajoy por la forma de gestionar la crisis con Cataluña. Algunos le acusan de haber “inflado” el movimiento separatista por recurrir solo a la respuesta legal, mientras otros señalan que la corrupción le incapacita moralmente para decir a los catalanes que deben hacer o solucionar políticamente el conflicto.

ACTUALIZACIÓN: La prensa extranjera también critica la “reescritura de la historia” y el “voto para nada” de Cataluña.

BBC plantea que el gobierno español ha podido “inflar el sufflé” catalán al responder sólo con la ley.  Su crónica “Is Spain inflating the Catalonia souffle?” que firma Nick Rider apunta que hasta hace poco el apoyo a la independencia en la región tenía un nicho fijo del 15%, pero desde 2010 ha crecido hasta 45% o 50%. Y destaca que ante el desafío del 9N, a parte de enviar a los abogados, es difícil encontrar algun intento de Rajoy de apaciguar a algún sector de la opinión catalán. Advierte que la postura legalista le permite presentarse como digno defensor de la Constitución y el Estado de Derecho, pero asegura “toda la evidencia sugiere que ha sido contraproducente en términos de invertir la de radicalización” en Cataluña.

Bloomberg cree que la “enfermiza” corrupción del PP le incapacita moralmente para decir a los catalanes qué tienen que hacer. Un analisis de Leonid Bershidsky  titulado “Spain´s corruption may set Catalonia free” defiende que la determinación catalana de celebrar la consulta sobre la independencia el 9N tiene ahora una nueva “capa de legitimidad” porque el PP ha resultado estar tan “enfermizamente corrupto” que no tiene derecho a decir a nadie qué debe hacer. Recuerda que Rajoy fue quien decidió recurrir el Estatut catalán y que es el hombre que más ha hecho por negar más autonomía a Cataluña dentro de España y ahora considera que no tiene ni la popularidad, ni la confianza ni la autoridad moral para unir al país, mientras los catalanes cuentan con una gran historia sobre la profundamente corrupta maquina política que les niega sus derechos.

En Financial Times, Luis Garicano defiende que Rajoy debe irse porque es incapaz de resolver los problemas políticos de España. El economista publica una tribuna titulada “Rajoy must go if Spain is to confront the threats it faces” en la que la crisis y la corrupción han socavado la legitimidad del sistema para afrontar las amenazas contra el orden constitucional: Cataluña y Podemos. Señala que en lugar de buscar una solución negociada, el Gobierno español ha confiado en dos cosas: las contradicciones entre los separatistas catalanes moderados y los más radicales y el imperio de la ley. Pero apunta que la solución pasa por transformar a España en un estado plurinacional que reconozca la identidad de catalanes y vascos. Y considera que eso es imposible con Rajoy al que pide dejar paso a Soraya Saenz de Santamaría.

Ria Novosti recoge las acusaciones de abuso de poder al gobierno español por el 9N. La agencia rusa en una nota titulada “Spanish Government Abusing Power by Blocking Catalonia Vote: Independence Advocate” se hace eco de las crítica de Elena Jiménez, de Omnium Cultural que recuerda que según las encuestas el 80% de los catalanes quieren un referéndum sobre la independencia y asegura que el gobierno español comete un abuso de poder al prohibir consultar a la gente. Y la cita diciendo: “El problema no es la ley es la falta de voluntad política.

(Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)

Print Friendly, PDF & Email