Medios como BBC o Newsweek, entre otros, han publicado en estos días amplios reportajes o crónicas sobre los detalles del caso de Francisco Nicolás Gómez Iglesias, especialmente tras las entrevistas concedidas a TV y prensa. Le califican de “extraordinario embaucador”, “gatecrasher” (gorrón que se cuela en los sitios) y hasta de imitador de Walter Mitty por inventarse ocupaciones fantásticas. Pero además de las anécdotas ponen el foco en lo embarazoso que resulta para España que un joven de 20 años con cara de niño pudiera codearse y maniobrar con la élite política y económica del país sin levantar sospechas. Otros diarios extranjeros como el New York Times, Le Figaro o De Volkskrant también recogieron su caso cuando fue detenido.

BBC recoge que el “gorrón” español podría ser procesado por su entrevista. Su artículo se titula “Spanish gatecrasher face charges over TV interview” y recuerda que Francisco Nicolás Gómez Iglesias fue arrestado el mes pasado por fraude, falsificación y suplantación de funcionarios del gobierno y espía en una serie de estafas elaboradas. Pero explica que sus problemas pueden haberse profundizado tras asegurar en Telecinco que fue invitado personalmente a la coronación del rey Felipe en junio y que recibió mensajes de texto del Rey Juan Carlos antes de su abdicación. Añade que ha implicado a varios ministros al sugerir que le ayudaron a acceder a evento, mencionando incluso a la vicepresidenta Soraya Saenz de Santamaría.

The Independent le apoda el “Walter Mitty” español y habla de la “vergüenza” provocada por sus andanzas. La crónica de su corresponsal Alastair Fortheringham se titula “Spain’s young Walter Mitty may face prosecution after ‘gatecrashing king’s party’ y explica que el ministro de justicia, Rafael Catalá, ha advertido que el estudiante español de 20 años de edad, cuya existencia al estilo Walter Mitty (en referencia al personaje de la película protagonizado por Ben Stiller) incluyó hacerse pasar por un espía y agenciarse el camino a ir a las celebraciones de la coronación real, podría tener que enfrentarse un juicio. Añade que las instituciones españolas han negado con vehemencia los vínculos que el Pequeño Nicolás afirma haber tenido con ellas, pero la “vergüenza” ante el hecho de un joven de 20 años y cara de niño sedujera a tantos círculos de la élite puede seguir persistiendo.

Newsweek detalla la vida de lujo y “extraños” logros de un “extraordinario embaucador” español.  En su noticia “Baby-Faced Alleged Spanish Con Man Extraordinaire Makes First TV Appearance” apunta cómo el estudiante detenido por una serie de estafas fraudulentas de alto perfil hizo profundas revelaciones en TV sobre su relación con la familia real, el gobierno español y los servicios de inteligencia. Explica que el conocido como pequeño Nicolás vivió una vida de lujo bajo una falsa identidad y supervisó una serie de acuerdos públicos al presentarse bajo una variedad de identidades desde alto cargo del PP, representante de la vicepresidenta del directo de la Guardia Civil o agente del CNI. Recuerda que el joven empezó sus andanzas en política con 15 años organizando conferencias para FAES y que pese a que las instituciones han negado tener vínculos con él, hay fotos del Pequeño Nicolás en compañía de la realeza y los políticos.

France TV apunta que los esfuerzos de la élite por disociarse del pequeño Nicolás son sospechosos. Su artículo “Espagne : qui est donc ce «petit Nicolas» qui s’invite partout?” señala que Francisco Nicolás Gòmez Iglesias lleva desde los 15 años introduciéndose en todos los estratos de la alta sociedad española sin que nadie entienda cómo ha conseguido estar presentes en todos los grandes eventos económico-político-mediáticos sin levantar sospechas. Apunta que las “aventuras” del joven producen entre los españoles una mezcla de hilaridad, admiración y perplejidad. Y resalta que la clase política se esfuerza mucho en disociarse de Francisco Nicolás a pesar de que realmente mantuvo relaciones y lazos continuados con él. Y señala que ese esfuerzo en desmentir al personaje parece casi tan sospechoso como el propio Pequeño Nicolás.

(Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)

 

 

Print Friendly, PDF & Email