El caso de la enfermera española contagiada de Ébola es noticia destacada e incluso portada en numerosos diarios internacionales. Señalan que es el primer caso que se da en Occidente y que está provocando que varias naciones eleven sus medidas de seguridad ante el temor a que la mortal enfermedad se propague por toda Europa tras devastar África. Algunos apuntan que es “especialmente preocupante” que el contagio se haya producido en un país como España que se supone que aplica rigurosas medidas de control de infecciones que deberían prevenir la transmisión de la enfermedad en un hospital y se cuestionan los protocolos y la preparación de los países occidentales.

El New York Times destaca que la infección de la enfermera española ha levantado serias preocupaciones sobre hasta qué punto están los países occidentales preparados para tratar  con la enfermedad. Y su crónica resalta: “El caso es particularmente preocupante para los expertos en salud, porque España es un país desarrollado que se considera que posee el tipo de rigurosas medidas de control de infecciones que deberían prevenir la transmisión de enfermedades en el hospital.”

CBS advierte que  el caso de la enfermera española es preocupante porque subraya el riesgo de tratar a enfermos de Ébola. Recoge que la primera infección fuera del África Occidental registrada en España dentro de la actual epidemia es un caso que ilustra los peligros de atender a pacientes con Ebola. Y recoge la advertencia del doctor William Schaffner, experto en enfermedades infecciosas en la Universidad de Vanderbilt, que señala el riesgo no es sólo para los profesionales sanitarios en las clínicas de África mal equipadas, sino también en los centros médicos más sofisticados de Europa y Estados Unidos.

The Times constata que la enfermedad alcanza a Europa con el contagio de la enfermera española. Asegura que el caso de la enfermera española, la primera persona en dar positivo por Ébola en Europa, ha elevado el espectro de que el mortal virus que ha asolado África se propague rápidamente a Gran Bretaña y otros países.”

Reuters apunta que el caso levanta dudas sobre las medidas de control adoptadas por España. Recoge que una enfermera es la primera persona que contrae Ébola fuera de África y que el hecho está provocando dudas sobre las medidas tomadas en España para controlar la potencial propagación de la mortal enfermedad. Recuerda que la enfermera formó parte del equipo de especialistas que trató al misionero español Manuel García Viejo tras ser repatriado de Sierra Leona con Ébola

The Guardian recoge que  se culpa al uso de equipos no adecuado por el contagio en España y que la UE ide explicaciones. Detalla que profesionales sanitarios en Madrid han culpado a los equipos de mala calidad que no cumplían los estándares de la OMS y a los fallos en el seguimiento del protocolo del contagio de la enfermera española, mientras el país trabaja para contener el primer caso de Ébola contraído fuera de África. También apunta que la UE ha pedido a España que clarifique cómo pudo contagiarse la enfermera cuando todos los estados miembros se supone que han tomado medidas para prevenir la transmisión. Y cita al portavoz de la Comisión Frederic Vincent que apunta: “Obviamente ha habido un problema en algún lado”.

La Repubblica dice que tras el contagio de la enfermera en Madrid “ahora el Ébola asusta a toda Europa”

Jornal de Noticias resalta que Portugal ha reforzado sus medidas contra el Ébola tras registrar España el primer caso de contagio del virus fuera de África.

(Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)