Los ecos de la gestión de la crisis con los 630 inmigrantes del Aquarius siguen resonando en los medios internacionales y los elogios a España son generalizados. Liberation incluso dice que quince días después la cooperación entre autoridades y ONGs se ve como un “modelo” y se pide que sirva para establecer un protocolo de reacción para estos casos. Pero también se advierte de que pese a la “generosidad” española con el Aquarius y otros barcos, el país está “mal preparado” para la llegada de más inmigrantes. Es lo que dice The Guardian añadiendo que las instalaciones de acogida en el sur de España están saturadas y el sistema tiene “enormes brechas” por lo que España puede tener serios problemas para afrontar la masiva llegada de inmigrantes que se espera este año.

The Guardian advierte de que a pesar de las “felices escenas” con el Aquarius, España está mal preparada para afrontar nuevas llegadas. El diario británico en un reportaje de Sam Jones apunta que la llegada del buque con los 630 inmigrantes a Valencia fue una “irresistible metáfora visual” de las crisis migratoria de Europa. Pero destaca que pese a los elogios que la gestión española ha recibido, en partes de España como Cádiz, la noticia se recibió como una mezcla de felicidad, frustración y ansiedad. Señala que solo en junio, llegaron a España por mar 6.800 inmigrantes, “el equivalente a 11 Aquarius” y el fenómeno está sirviendo para evidenciar las “enormes brechas” que tienen las infraestructuras españolas de acogida de inmigrantes con una “desesperante falta de lugares de acomodo y una creciente presión en los centros para menores no acompañados”. Recuerda que hasta la ONU ha advertido de que España carece de los recursos y capacidad para gestionar el auge de llegadas de inmigrantes que se espera este año.

Liberation repasa la “ejemplar” acogida de los inmigrantes del Aquarius en España. La crónica del periódico francés es de su corresponsal François Musseau y sostiene que la colaboración entre las autoridades españolas y las asociaciones y ONGs es vista, quince días después de la llegada del barco de SOS Mediterranée y MSF, como un “modelo en el género”. Los elogios por la forma “ejemplar” en que España ha gestionado esta emergencia son generalizados, aunque los trabajadores humanitarios señalan un “deseo”: que esto no sea solo una reacción puntual y que se establezca un protocolo para atender a los rescatados en el mar. Aunque advierte de que ante esto no hay demasiado “optimismo”, ya que dada la fuerte presión migratoria que afronta España, las infraestructuras en Andalucía están “saturadas” y los CIE gozan de “mala reputación”.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email