En 2017 la llegada de inmigrantes ilegales a España se ha más que duplicado con respecto a a 2016, rondando las 27.000 personas. Este hecho, que coloca a España como la tercera “puerta de entrada” de la inmigración a Europa, tras Italia y Grecia, ha sido ya ampliamente destacado en la prensa internacional, pero ahora con el final de año varios medios vuelven a señalar el problema. Se enfatiza además que los flujos pueden aumentar aún más en 2018 ya que se está constatando un cambio desde la ruta por Libia a las rutas desde Argelia y Marruecos y se apunta como “novedad” precisamente la llegada masiva ya en este final de año de inmigrantes desde tierras argelinas.

Le Monde subraya que España tiene que hacer frente a nuevos flujos masivos de inmigración con la novedad de que muchos vienen de Argelia. El artículo del diario galo es de Isabelle Piquer y resalta que España que ya era la tercera puerta de entrada de emigrantes a Europa, tras Italia y Grecia, ha visto más que doblarse en este 2017 las llegadas clandestinas a su territorio. Recoge que las autoridades dan una cifra de 26.467 inmigrantes que llegaron a España en este año (20.619 por mar) frente a las 12.923 que lo hicieron en 2016. Y resalta que desde este verano hay una novedad: un gran número de inmigrantes llegan desde Argelia. Cita de hecho un informe de la ONU que indica que el 25% de los llegados a España en septiembre eran argelinos, casi el mismo porcentaje que marroquíes, generalmente el grupo más numeroso.

Voice of America resalta que España intenta contrarrestar la creciente marea migratoria. El canal de EEUU cita cifras de Interior y asegura que el número de inmigrantes que han llegado a España en 2017 ha superado los 27.000, triplicando los 9.000 de 2016 y resalta que el gobierno español tiene entre sus ” grandes prioridades” controlar la inmigración ilegal. Señala que los datos evidencian una creciente ola migratoria desde África que busca entrar en España por sus costas o los enclaves terrestres de Ceuta y Melilla en el norte de Marruecos. Señala que los flujos siguen estando muy por debajo de los de Italia, que ha recibido 100.000 este año, pero enfatiza que España se prepara para que la situación empeore, especialmente porque las rutas migratorias se están trasladando de Libia a Argelia y Marruecos.

Deutschlandfunk señala que no hay “pausa de invierno” en la ruta migratoria desde Marruecos a España y Andalucía está abrumada. El reportaje de Marc Dugge señala que en este 2017 han utilizado la ruta del Mediterráneo Occidental para llegar a Europa tantas personas como hace diez años y es la única ruta migratoria en la que aumentan los flujos. Apunta que los números absolutos de refugiados que llegan a España aún son “pequeños”, pero enfatiza que casi no pasa un día sin que haya un rescate en el mar. Ponen precisamente el foco en un equipo de Salvamento Marítimo de Tarifa que relata como están “abrumados”. Y advierte de que esa sensación se traslada también a los funcionarios y agencias de ayuda a los inmigrantes que señalan que los servicios ya están llenos y colapsados.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email