La bajada de precios al consumo y de ventas minoristas en España es recogida por varios medios internacionales que lo consideran síntomas del serio riesgo de deflación que vive el país, pero también el resto de la zona euro. Señalan que los datos de España han sorprendido a los analistas y podrían provocar una reacción del BCE.

Wall Street Journal dice que España se desliza hacia la deflación. La crónica de Ilan Brat señala: “Los precios al consumo en España cayeron en marzo igual que los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas y los viajes organizados, según muestran los datos oficiales. Cayeron un 0,2% sobre el año en marzo y se mantuvieron en febrero. Mientras la economía española ha salido de nueve trimestres de recesión en el segundo semestre del año pasado, los precios se mantienen con presión a la baja debido al alto desempleo y la débil demanda entre hogares y empresas. Otros países de la zona euro están viendo tendencias similares.”

Financial Times apunta que los datos de España impulsan los temores a la deflación y pueden hacer que actúe el BCE. Su artículo asegura: “Los temores de que la zona euro podría estar a la deriva hacia la deflación recibieron un nuevo impulso el viernes al reportar España una caída anual sorpresa en el índice de precios al consumo. Esta última gota seguro que ejercerá un gran peso sobre quienes toman las decisiones en el bloque del euro, y podría proveer más estímulo para el Banco Central Europeo, que se reunirá la próxima semana, de cara a decidir sobre los tipos de interés y flexibilizar aún más la política monetaria.

Reuters destaca que los precios en España caen al mayor ritmo desde octubre de 2009. Recoge: “Los precios españoles han caído en marzo a su ritmo anual más rápido en casi cuatro años y medio, según datos preliminares, alimentando las preocupaciones de deflación en la zona euro. Por otra parte, las ventas minoristas españolas cayeron un 0,5% en febrero, según el INE, al seguir los consumidores evitando los grandes gastos, mientras que la economía del país se esfuerza por volver a un crecimiento sólido después de una depresión de cinco años. El BCE dice que no hay amenaza de deflación en el bloque de la moneda única, pero los números de la zona euro han estado en la “zona de peligro” por debajo del 1% durante cinco meses.”

Liberation ve la bajada de precios en España, síntoma de riesgo de deflación en la zona euro. Asegura: “A pesar de las declaraciones tranquilizadoras del BCE, la bajada de precios en España alimenta los temores a una deflación en el país y en el resto de la zona euro.  La inflación en la cuarta mayor economía de la zona euro, ya muy baja en los últimos meses, cayó a terreno negativo en marzo. En el horizonte: el riesgo de que aparezca la deflación, es decir, un descenso prolongado de los precios que socavan toda la economía. El principal efecto negativo de la deflación es que desalienta las compras de consumidores y empresas, que prefieren posponerlas con la esperanza de pagar menos más tarde.”

(Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com

Print Friendly, PDF & Email