La tensión desatada entre España y Reino Unido a los pocos días de lanzarse oficialmente el Brexit a consecuencia principalmente del documento de la UE que reconoce un cierto derecho de veto español sobre la aplicación de cualquier acuerdo comercial en Gibraltar sigue en el foco de los medios de todo el planeta. Entre los análisis y claves que se mencionan se apunta que el incidente evidencia la “exaltación” que se vive en el Reino Unido post-Brexit, donde algunos siguen con un lenguaje incendiario, aunque la mayoría llama a la calma. Pero también se sugiere que la UE ayudará a mediar en el conflicto. Y desde The Times incluso se advierte de que aunque el caso se ve como un “gol diplomático” de España, el gobierno británico ha podido permitirlo al juzgar estratégicamente preferible que el primer paso sobre la disputa fuera español.

Wasington Post afirma que la disputa sobre Gibraltar evidencia la “exaltación impulsiva” del Reino Unido post-Brexit. La crónica que firman Max Bearak y Rick Noack explica que con la salida de la UE de Reino Unido y dada la dependencia económica de la Península que tiene Gibraltar, España puede optar por ejercer presión para convertir el Peñón en moneda de cambio. Y en este sentido apunta que el reconocimiento por parte de la UE en su borrador para la negociación del derecho de España a decir la última palabra sobre la aplicación del acuerdo comercial en Gibraltar ha sido recibido como una “afrenta” en Reino Unido. Destaca asimismo que la retórica se elevó varios grados al  asegurar ex lider conservador, Michael Howard, que su país iría a la guerra con España si era necesario para defender su territorio. En el titular habla de la “exaltación impulsiva” del Reino Unido post-Brexit que estas reacciones evidencian, aunque también menciona otros que critican el ruido de sables como “absurdo” e “incendiario”.

The Times asegura que Londres consideró preferible estratégicamente que España se apuntara una “victoria fácil” inicial sobre Gibraltar. Sostiene que el gobierno británico quiso darle a España una “victoria fácil” sobre Gibraltar al principio de las negociaciones sobre el Brexit pero calculó mal la reacción interna. Y afirma también que el negociador jefe de Theresa May, Olly Robbins, se aseguró que en la carta de la primera ministra activando el artículo 50 no se incluyera mención al Peñón, porque preveían que en la respuesta de la UE si se mencionaría y consideraban “estrategicamente preferible” que España diera el primer paso.”

Atlantico plantea sobre Gibraltar: ¿Psicodrama de pacotilla o prueba de que la UE es necesaria para escapar a los peligros del nacionalismo? En el artículo, Emanuel Dupuy asegura que hay que relativizar el carácter bélico de esta crisis y que más allá del lenguaje guerrero de algunos conservadores, hay que ver el discurso firme británico como un intento de contrarrestar el riesgo de desunión de Gran Bretaña, a raiz de la petición de referéndum de independencia en Escocia. Apunta que en cualquier caso no se evitará la confrontación y se legitimará la capacidad de la UE para arreglar conflictos tanto intra como extra-europeos. Y se advierte  el estatus de Gibraltar conciere tanto a la Unión Europea como a Reino Unido y España y no estaba previsto discutirlo hasta 2019, pero se ha adelantado.

The Guardian habla de la “absurda historia de la rivalidad hispano-británica” desde Enrique VIII hasta Gibraltar. El análisis es de Giles Tremplett y repasa la historia de como la boda de Catalina de Aragón y Enrique VII originó la pimera “riña” entre España y Reino Unido que luego se fue agrandando con otros enfrentamiento hasta llegar a otra “absurda disputa” por el empeño de Franco en recuperar Gibraltar. Pero apunta que ahora, de todos los grandes países de Europa, España es el más enamorado de Reino Unido y quiere un Brexit suave. Recuerda que posee bancos británicos, tolera a los turistas y no tiene problemas en acoger a una extensa población ingleses que viven en sus costas aunque no hablen su idioma. Señala que es altamente tolerante… aunque sigue queriendo Gibraltar. Pero apunta que sobre todo quiere la posibilidad de vetar futuros acuerdos comerciales entre Gibraltar y la UE y ya lo tiene gracias al Brexit. Pero señala que hablar de barcos de guerra es tan absurdo como la decisión de Franco de cerrar las fronteras.

The Telegraph pide a su gobierno que insista en que se elimine el derecho de veto de España en las negociaciones. En un editorial defiende que el largo conflicto que mantienen España y Reino Unido sobre Gibraltar es un asunto bilateral en el que no debe involucrarse la UE. Afirma que aunque el ministro de exteriores español se burlara de la evocación de la Guerra de las Malvinas, el principio de autodeterminación es el mismo ahora que en 1982. Por eso sostiene que el Gobierno británico debería en la próxima cumbre sobre el Brexit, insistir en que la “perniciosa provisión” del veto español se elimine.

La Libre Belgique dice que Madrid nunca ha digerido la pérdida de Gibraltar. El texto de Paco Audije señala que aunque han pasado más de tres siglos desde la “cesión” española de Gibraltar a Reino Unido y la notificación de Londres de salir de la UE, entre 1973 y 2017, España nunca ha dejado de reivindicar el Peñón de 6,8km cuadrados. Y señala que aunque ha habido épocas de asaltos militares y épocas de paz, los encontronazos han sido constantes con cierres de fronteras y ocupaciones de tierras neutras como las del aeropuerto que España se niega a aceptar.

The Sun lanza la campaña “Nuestra roca no se toca” sobre Gibraltar. El tabloide de Ruper Murdoch está siendo el más beligerante de los medios británicos y este 4 de abril ha publicado una portada con una foto del Peñón pintado con los colores británicos como lanzamiento de su campaña para que España y la UE se mantengan lejos de Gibraltar. En sus páginas incluye el apoyo de Fabian Picardo, ministro de Gibraltar, a la campaña y artículos que acusan a España de “esconderse en su hipocresía al reclamar control sobre Gibraltar pero negarse a darle Ceuta a Marruecos”.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.