El paro nacional del 29M está teniendo una intensa repercusión internacional y muchos lo ven como el “primer gran test” para el gobierno de Rajoy y sus recortes… pero también con implicaciones para la Eurozona. Se destaca que la huelga va a servir de “termómetro” para comprobar si la “notable” tolerancia y paciencia de los españoles por los recortes de austeridad se mantiene o está llegando a su fin. Le Figaro considera que “condensa en un día los desafíos de España”.

Imagen de previsualización de YouTube
[Asi informad de la huelga Al Jazeera]

El Wall Street Journal considera que “La huelga general en toda España es el primer desafío claro a una fuerte austeridad y a la campaña de reforma puesta en marcha por el nuevo gobierno conservador del país. Ha comenzado en la madrugada del jueves con el cierre de grandes fábricas en todo el país, segun los sindicatos. Los analistas dicen que la huelga puede tener un efecto mayor en las fábricas y plantas altamentes sindicalizadas que en las ciudades y pueblos españoles, donde menos trabajadores están afiliados al sindicato.”

El New York Times apunta: “la industria pesada y gran parte de la red de transporte se han interrumpido este jueves por la primera huelga general en España desde la llegada al poder del Partido Popular de Mariano Rajoya finales del año pasado…El apoyo a los sindicatos ha disminuido en los últimos años, tanto por su incapacidad para prevenir el aumento del desempleo como la controversia en torno a la dependencia de los sindicatos de los subsidios gubernamentales en lugar de las contribuciones de los miembros.” Y además recoge la opinión de Francisco Pérez, es representante sindical que considera la huelga una “respuesta inútil para los problemas a los que España se enfrenta”.

La BBC habla de: “El test español. Los sindicatos no lo ven sólo como una prueba de fuerza, sino como una batalla sobre el futuro del estado del bienestar. El pueblo español ha mantenido una notable pasividad frente a desempleo y la recesión. El daño sin duda ha sido aliviado por una enorme economía sumergida y las poderosas redes familiares. Los próximos días demostrarán si la paciencia española se está agotando y si la gente se resistirá a más recortes. Serán días difíciles para España y la zona del euro estará al borde del precipicio. Es sencillo, España podría llevar de nuevo la crisis de la eurozona a un punto de ebullición.”

Le Figaro resalta: “Cien días después de su investidura, Mariano Rajoy se enfrenta este jueves su primera huelga general en España. `Apenas cien dias´ se ofuscan los tenores del PP. `Por fin, la huelga´ responde las bases de los sindicatos, impacientes por dar la batalla… Más allá de la probable batalla de cifras entre sindicatos y gobierno, lo esencial está en otro sitio. La huelga general condensa en un día los próximos desafíos de España. Por un lado el gobierno de Rajoy quiere acabar con la rebelión de raiz, asentar su programa de rigor y asegurar la paz social por la fuerza de su mayoría. Del otro, la oposición parlamentaria y sindical busca renacer de sus cenizas.”

El Financial Times resalta la idea de que “la huelga examina la tolerancia hacia la austeridad.” Y explican como “los sindicatos españoles hablan de una alta participación en la huelga general en protesta contra los recortes presupuestarios del gobierno y las reformas que casi habría logrado paralizar este jueves la industria pesada. El gobierno por su parte sostiene que el día se esta desarrollando con normalidad.

The Guardian está restransmitiendo on line la jornada de huelga en España con fotos e información de los incidentes. Y explican: “Hoy el foco está puesto en España. La huelga general es vista como una gran prueba para el primer ministro Mariano Rajoy. Tres meses después de llegar al poder, ¿sigue todavía manteniendo el apoyo de la opinión pública?”

Le Monde cree que “el impacto de la huelga no obstante, podría verse limitado por los acuerdos de servicios mínimos suscritos entre los sindicatos y los poderes públicos, por no hablar de la preocupación de muchos españoles por perder un día de salario en un contexto de rigor. Cien días después de la llegada al poder del gobierno de Mariano Rajoy, las nubes se ciernen sobre España, que ahora es un estudiante turbulento para la zona del euro: vuelta a la recesión, creciente frustración social, deslizamiento fiscal de alto riesgo y un desempleo galopante.”

Les Echos sostiene que “Mariano Rajoy ya no tiene derecho a equivocarse. Atrapado entre las elecciones andaluzas y la consolidación fiscal exigida por la Unión Europea y los mercados, el jefe del gobierno español, investido el 21 de diciembre, perdió en ambos campos. La reforma laboral, que fue elogiada por Bruselas le vale hoy su primera huelga general. Por paradójico que pueda parecer, el ejecutivo no debe estar muy preocupado porque eso refuerza la imagen de dureza que quiere transmitir en el exterior.”

Reuters señala: “La huelga en Esapña es un test sobre la tolerancia  y la paciencia pública con la asuteridad el día antes de que el primer ministro Mariano Rajoy anuncie una nueva ronda de profundos recortes presupuestarios. Los españoles han demostrado una notable tolerancia mientras el gobierno de centro-derecha de Rajoy esfuerza en cumplir los requisitos más estrictos de la Union Europe, pero esto podría cambiar al entrar la economía en su cuarto año de crecimiento bajo o nulo.” Apuntan demás a que “el revés elñectoral del PP en Andalucia Y Asturias puede estimular la participación en la huelga”.

Imagen de previsualización de YouTube
[Euronews analiza el paro]


ACTUALIZACI?N
:

De Volkskrant asegura: “Hoy es un día de gran tensión para el presidente del gobierno español, Mariano Rajo. ¿Logrará su gobierno resistir a la presión de los sindicatos en huelga? Los sindicatos harán hoy un recuento general, al igual que el gobierno de Madrid, los ministros europeos y los mercados financieros. Las dos principales centrales sindicales del país, CCOO y UGT, esperan poder paralizar hoy el país. Y lo conseguirán en gran parte… un malestar latente además de costar dinero ?? mil millones d euros por día, según calculan los empresarios ?? se pone también en juego la confianza de Bruselas y de los mercados financieros. No se sabe si el apoyo a la huelga será masivo. Lo que salta a al vista no obstante es que el partido socialista, el principal partido en la posición, expresara su simpatía por la huelga.”

Print Friendly, PDF & Email