Primero fue el accidente del A400M en Sevilla que algunos medios han achacado a un error de montaje en España y ahora la elección de Amparo Moraleda como consejera de la empresa en contra de los deseos del gobierno. España parece estar perdiendo peso e influencia en Airbus, el gigante europeo aeronáutico. Medios internacionales como Reuters o se hacen eco de las últimas noticias y del aumento de tensión entre la cúpula de la empresa y Madrid.

El último foco de tensión tuvo lugar este 27 de mayo. La dirección de Airbus ha logrado aprobar el nombramiento de Amparo Moraleda como nueva consejera española en la empresa, tras la salida de Josep Pique. Esta elección se ha hecho en contra de la voluntad del gobierno español, que controla el 4,1% de las acciones y que quería a otra candidata.

Airbus ha vendido esta decisión como la consolidación de su apuesta por la independencia política, pero ha provocado una “revuelta” del ejecutivo español, secundado por los de Francia y Alemania, que son los mayores accionistas de la empresa. Sin embargo en conjunto, los gobiernos apenas controlan el 30% del capital y no han logrado apoyo suficiente de otros socios para frenar el nombramiento de la nueva consejera.

Cuando Josep Piqué renunció a su puesto hace tres meses, Amparo Moraleda, ex presidenta de IBM fue la seleccionada por el consejo de administración de Airbus a través de una empresa de cazatalentos, según explica El Mundo. El gobierno español se opuso por considerar que su candidata, Belén Romana, ex presidenta de la Sareb iba a salvaguardar los intereses y la posición de España en esta empresa estratégica, mejor que Moraleda, cercana al PSOE.

El Gobierno estaría inquieto por esta pérdida de influencia y peso español en Airbus, acrecentada tras el accidente en Sevilla del A400M. Algunos medios internacionales se han hecho eco de estas noticias desfavorables para la posición española.

Reuters señala que Airbus se ha impuesto en el enfrentamiento con España para elegir nueva consejera. Su artículo titulado: “Airbus wins board spat with Spain, to renew CEO” recoge como la cúpula de la empresa aeronáutica logró el apoyo de los accionistas para elegir a Amparo Moraleda, a pesar de lo que describe como “oposición detrás de la escena” de Madrid. Recoge los elogios del presidente de Airbus a Moraleda y su experiencia en la alta tecnología, pero advierte que la votación refleja un batalla soterrada entre la empresa y los estados que la fundaron y recuerda que también se bloqueó un nombramiento del gobierno francés en 2012. Se señala que Airbus parece decidida a ganar la pugna por reducir la influencia gubernamental en su gestión. Pero añade que este debate puede tensar las relaciones entre Airbus y Madrid en un momento complicado para el proyecto del A400M, cuya base está en Sevilla.

Otros medios mundiales como Der Spiegel, BBC o Rzeczpospolita han informado de que el  trágico accidente del A400M en España que provocó cuatro muertos se debió “probablemente” a un fallo humano en el montaje. Señalan que los investigadores han encontrado varias irregularidades en las unidades de control electrónicas del avión siniestrado, insinuando que la causa del accidente pudo ser un error en la interfaz.

Handelsblatt por su parte defendió que el proyecto del A400M siga adelante, a pesar de que apunta que el siniestro fue causado “probablemente a una falta de esmero en el ensamblaje final en la planta de Airbus de Sevilla”.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio mencionado.

Print Friendly, PDF & Email