La compra de una participación de un tercio de los activos eólicos y solares de la constructora española por parte del grupo estadounidense Kohlberg Kravis Roberts & Co., KKR, es ampliamente destacada y analizada por medios de todo el planeta. Resaltan que es uno de los mayores acuerdos en renovables del año en Europa y que creará un gigante en el sector. Sin dejar de señalar que es otra venta de activos de energías renovables de una empresa española afectada por los recortes de la reforma energética del gobierno. También apuntan que esta inversión de KKR es un reflejo del “fuerte optimismo” que existe sobre España.

Financial Times destaca que el acuerdo es uno de los mayores de Europa en el sector renovable y refleja el optimismo de KKR con España: Explica: El grupo KKR va a adquirir un tercio del negocio eólico y solar internacional de la española Acciona, en uno de los mayores acuerdos de energía renovable de Europa este año. El inversor de capital privado paga 417 millones  por el 33% del negocio en plantas de energía renovable de Acciona en 14 países excluyendo España. El acuerdo reducirá la deuda neta de Acciona, de los 5.900 millones de finales de marzo, a alrededor de 5.500.

 

El cofundador de KKR, Henry Kravis, es muy optimista sobre España y se involucra personalmente en que su grupo no se pierda ninguna oferta allí. `He estado yendo a España al menos dos veces al año durante mucho tiempo y siempre sentí que si surgía la oportunidad, ciertamente querríamos invertir allí una parte de nuestro capital. Creemos que España ha dado un vuelco.”

Wall Street Journal ve el acuerdos con fondo estadounidense como un gran “avance” para Acciona.  Asegura: “KKR ha acordado la compra de una tercera parte de la unidad de energía renovable de Acciona por 417 millones de euros (563 millones de dólares), con planes para cotizar más adelante la unidad en la bolsa de valores. La medida es un gran avance para el grupo español, líder en la construcción y operador de infraestructuras en España, que se encontró con obstáculos regulatorios en sus esfuerzos por vender el negocio de energía eólica. Acciona ha excluido sus activos españoles de energías renovables del acuerdo con KKR tras haber reducido Madrid el apoyo financiero para la industria nacional. Los activos, principalmente plantas eólicas, están repartidos en 14 países, incluyendo EEUU, México y Australia. Acciona llevaba más de un año buscando comprador.”

Reuters destaca que es la última venta de activos renovables de una empresa española tras los recortes del gobierno. Señala: “Ha sido la última venta de activos por parte una empresa española de renovables después de los cambios regulatorios en España que recortan los costosos subsidios. Las medidas del gobierno han afectado particularmente al beneficio de los parques eólicos de Acciona. El acuerdo le da a Acciona Energía Internacional (AEI), el brazo internacional de generación de energías renovables de la constructora española, un valor de empresa (fondos propios más deuda) de 2.600 millones de euros, en una de las mayores operaciones de la historia en el sector de la energía renovable mundial.”

The Irish Independent subraya que KKR y Acciona buscan crear un gigante en energías renovables. Apunta: “La firma de capital privado de EEUU, KKR va a comprar una participación de un tercio en el brazo energético de la española Acciona por 417 millones en lo que es un movimiento para desarrollar una de las mayores carteras de energía renovables del mundo. Ha sido la última venta de activos por parte una empresa española de renovables después de los cambios regulatorios en España que recortan los costosos subsidios. Las medidas del gobierno han afectado particularmente al beneficio de los parques eólicos de Acciona.”

Investing asegura que KKR salva los proyectos eólicos españoles con la adquisición. Dice: “La austeridad hace extraños compañeros de cama y los grupos de capital privado están siempre en busca de gangas. Estos lugares comunes se cruzaron el martes al anunciar KKR, el grupo de capital riesgo gestionado por Henry Kravis, que pagó más de quinientos millones de dólares por la tercera parte de una empresa de parques eólicos española que atraviesa tiempos difíciles por la austeridad del gobierno español.”

(Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)