Abdelhak Khiame, director de la Oficina Central de Investigación Judicial (BCIJ según  sus siglas en francés) que se encarga de la lucha antiterrorista en Marruecos ha señalado en una entrevista en una radio de su país que considera que el origen de la rápida radicalización de los terroristas de Ripoll que llevaron a cabo los atentados de Barcelona está en la falta de estructuración y control de las mezquitas e imanes en España. Las palabras de Khiame son recogidas por varios medios marroquíes que resaltan que el responsable del BCIJ alaba la  cooperación preventiva entre los servicios de seguridad marroquíes y españoles, pero considera que España comete un error al no organizar, ni encuadrar el campo religioso.

Apunta que los terroristas se han radicalizado en apenas un año, porque el imán de Ripoll se aprovechó de que en España no hay control sobre la mezquitas, algo que si aplican las autoridades marroquíes desde 2003 para prevenir discursos radicales. El Washington Times por su parte sostiene que el 17A ha evidenciado las debilidades de la UE en materia de seguridad y los puntos fuertes del Estado Islámico.

Atlas Info destaca que Khiame señala la falta de control del marco religioso como responsable de los atentados. El portal digital resalta que el jefe del BCIJ marroquí se declaró “sorprendido” por el paso a la acción de los jóvenes de Ripoll, destacando que se radicalizaron en España y en apenas un año. Explica que calificó de “inquietante” este hecho, pese al “alto nivel de cooperación preventiva” que mantienen los servicios de seguridad españoles y marroquíes. Y en este sentido aseguró que pese a los progresos llevados a cabo en España, el campo religioso no se ha organizado, ni se controla, enfatizando que el presunto cerebro de los terroristas, Abdelbaki Es Satty se había auto-proclamado imán y se aprovechó de la falta de estructuración de las mezquitas para adoctrinar a los jóvenes. Añade que Abdelhak Khiame también ha señalado que la educación y el entorno de los jóvenes tiene que jugar un papel fundamental en la prevención de la radicalización.

La Depeche apunta que el jefe del BCIJ ha señalado que el problema tras los ataques del 17A se enmarca en el campo religioso y ve “prioritario” actuar en él. Explica que 20 días después de los atentados de Barcelona, Abdelhak Khiame en una entrevista en Radio2M ha señalado que se trata de un problema que afecta a España y a otros países europeos como Bélgica, resaltando que la mayoría de los terroristas no habían sido enmarcados en el plano religioso y fueron adoctrinados por imanes de mezquitas clandestinas, lejos del control de las autoridades. Añade que el jefe policial ha considerado por ello, “prioritario” actuar sobre este plano e incluso ha revelado que a Marruecos le gustaría formar a imanes en España, especialmente en el rito sunita malekita que condena la violencia, algo que tiene previsto abordar con sus homólogos españoles.

The Washington Times afirma que el 17A ha evidenciado las debilidades de la UE en materia de seguridad y los puntos fuertes del Estado Islámico. Señala que dos semanas después de los atentados que mataron a 16 personas y “sacudieron la confianza de la nación”, la investigación ha revelado flagrantes deficiencias en la capacidad antiterrorista de la Unión Europea y un peligro creciente de que Cataluña se convierta en un centro de radicalismo islámico. Añade que además en España la divulgación de detallas “perturbadores y a menudo embarazosos” de cómo el imán que dirigió los ataques Abdelbaki Es Satty eludió la atención de las autoridades pese a tener una ficha policial por tráfico de drogas y haber sido asociado con grupos radicales en Europa.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

 

Print Friendly, PDF & Email