Los astilleros gallegos construirán dos buques logísticos para la Armada australiana en un contrato con un coste total estimado de entre 1.000 y 2.000 millones de dólares australianos y que creará 3.000 puestos de trabajo en España. Navantia ha sido elegida por el gobierno de Australia, imponiéndose a los astilleros coreanos Daewoo y relegando a la industria australiana a sólo un 5% del contrato. Esta situación ha irritado a políticos locales que lo han calificado de “insulto” y a algunos diarios que destacan la “pérdida” que supone para su país.

Navantia sin embargo no competía directamente con los astilleros australianos que habían sido descartados por su propio gobierno por no tener la capacidad para construir los buques que necesitan y por ello seleccionó a los españoles y coreanos. Es la segunda vez en dos meses, tras la elección de CAF para renovar trenes en Reino Unido,  que una empresa española se adjudica un gran contrato en el exterior y causa irritación.

The Australian señala que la ganancia de 3.000 puestos de trabajo para España es una pérdida para Australia. La crónica de Rebecca Puddy resalta que tras confirmar su ministra de Defensa que Navantia había sido seleccionada para construir los dos buques de suministro de su Armada, cerca de 3.000 empleos volaran a España. Explica que el programa integral de renovación de los barcos de la Armada se estima en ente 1.000 y 2.000 millones de dólares australianos, teniendo cada uno de los buques tipo Cantabria que se construirán en España costarán 350 millones (235 millones de euros). Y advierte de que es posible que se encargue un tercer barco en 2020.

Sky News destaca que el senador Xenophon ha calificado de “insulto” el contrato. Apunta que tras confirmarse la elección de Navantia para construir los barcos que reemplazarán al HMAS Success y HMAS Sirius, los laboristas ha acusado a su gobierno de enviar trabajo al exterior cuando los astilleros australianos están en la UVI. Recoge que el gobierno ha reservado un 5% del contrato para la industria local que supondrá ingresos de 100 millones de dólares, pero el Senador Nick Xenophon lo ha calificado de “insulto”. Y añade que algunos sindicatos señalan que eso supondrá 36 puestos de trabajo para Australia y 3.000 para España.

SBS pone de relieve que una empresa española construirá los nuevos barcos porque la industria australiana carece de la capacidad. Explica que la ministra de Defensa Marise Payne ha revelado que Navantia ha sido seleccionada como opción preferente para la construcción urgente de los reemplazos para los HMAS Success y HMAS Sirius. Recoge que Payne ha asegurado que los astilleros australianos no tiene la capacidad para completar los buques en el tiempo necesario dado el tamaño de éstos y las limitaciones de sus instalaciones.

The Advertiser afirma que España celebra la creación de 3.000 empleos y pregunta “¿Que pasa con Australia del Sur?”. Se hace eco de la concesión a Navantia del contrato para construir los barcos de la Armada australiana. Y dice que España ya celebra la noticia que supondrá la creación de 2.000 puestos de trabajo, según un informe y de 3.000, según otro, “cuando Australia del Sur espera desesperadamente empleos en sus astilleros”. Añade que Navantia fue el constructor del “problemático” Destructor áereo.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.