Diarios como The Independent en el Reino Unido, Trouw en Holanda, el Huffington Post de EEUU o Europe 1 en Francia han publicado artículos cuestionando las subvenciones de la UE al sector pesquero español. Unos recogen las acusaciones de Greenpeace a empresas españolas de pesca ilegal y esquilmar especies. Otros critican el fondo y la cuantía de las ayudas europeas a una industria española. Y hay un artículo que repasa la trayectoria de la familia Vidal, una de las más denunciadas y controvertidas, e incluso su relación con un Secretario de Estado de pesca.

Barcos pesqueros en Galicia
(Foto: Flickr/Ametxa)

The Independent destaca “pescadores españoles sospechosos de realizar capturas ilegales están recibiendo varios millones de euros preocedentes de la Unión Europea, según un informe de Greenpeace. Solo en uno de los casos, funcionarios de la Comisión Europea están investigando pagos de subsidios a un grupo de empresas relacionadas con la familia Vidal, de Galicia, que se cree que han recibido más de ? 15 millones en subsidios entre 2002 y 2009. Empresas relacionadas con esta familia siguen recibiendo subvenciones a pesar de su presunta vinculación con repetidos incidentes de pesca ilegal. El informe dice que al menos siete de sus buques han sido condenados por delitos, incluida la pesca sin licencia, la falsificación de información y obstrucción de las inspecciones”.

“La flota española es más del doble en tamaño de la del Reino Unido y han recibido más de 1 billón de libras  en subsidios entre 2007 y 2013, los que más de toda la UE. Greenpeace afirma que España “sistemáticamente” falla a la hora de denunciar la pesca ilegal y sigue financiando empresas condenadas, y sin embargo, todavía goza de una posición privilegiada a nivel europeo”.

Huffington Post apunta: “España reparte millones en ayudas a pesar del historial de una empresaa de pesca”. Y recoge el caso concreto de Vidal Armadores: “desde 1999, los reguladores internacionales de pesca han vinculado buques propiedad de Vidal Armadores o sus filiales en más de 40 casos de supuesta pesca ilegal que van desde el uso de material prohibido hasta pescar especies protegidas de tiburón. Aunque la mayoría de las denuncias no se han traducido en sanciones más allá de la inclusión de sus barcos en “listas negras internacionales”, países desde Mozambique a EE.UU. han multado a la empresa o sus filiales en cinco ocasiones por un total de más de 5 millones de dólares. Vidal Armadores o sus filiales han ido además hasta seis veces a juicio en casos penales o administrativas relacionados con la pesca ilegal.

Pero mientras las acusaciones de pesca ilegal se amontan en contra de Vidal Armadores, España y la UE han concedido al menos 8.2 millones de euros en subsidios a las empresas de la familia desde mediados de la década de 1990″. El texto recoge además como Juan Carlos Martin Frageiro tras estar vinculado a un lobby de armadores fue nombrado secretario de Estado de Pesca en 2004. Y hasta 2010 año en que dejó el cargo, pese a las numerosas investigaciones abiertas ni una sola sanción fue aprobada contra Vidal Armadores.

Trouw asegura: “especies de peces se están extinguiendo, gracias a los subsidios de la UE. La industria pesquera española ha recibido durante el año 2.000 más de 5,8 mil millones de euros de subsidios para ampliar su flota y su influencia. El contribuyente europeo ha subvencionado una industria que sistemáticamente se salta a la torera las normas vigentes, esquilmando determinadas especies de peces, según se evidencia de una investigación del Consorcio Internacional de Periodistas Investigadores, ICI. La industria se apoya en la subvenciones. Había dinero para desmantelar la muy deteriorada flota pesquera, pero también para la construcción de nuevos buques pesqueros modernos con mayor capacidad. Con ayudas estatales se compraron licencias de pesca en aguas de países en vías de desarrollo.

La investigación del ICIJ muestra claramente que eventuales prácticas fraudulentas y violaciones de las normas vigentes apenas incidieron en la concesión de licencias. En toda la UE, el sector pesquero recibe más dinero del contribuyente de lo que realmente captura. Las ayudas a España representan una tercera parte del valor de todo el sector pesquero español. Dicho de otro modo: prácticamente uno de cada tres pescados de una red de pesca o de una piscifactoría españolas se ha subvencionado con dinero público.

Europe 1 se hace eco de la “petición de Greenpeace a los Países Bajos para aumentar la presión sobre la Comisión Europea paraimpedir la pesca ilegal de la flota comercial española, la más grande de Europa. La porganización ecologista ha pedido que se luche contra esta práctica ejerciendo fuertes presiones en favor de reformas de la política europea de pesca”

ACTUALIZACI?N:

De Morgen asegura: ??Las flotas pesqueras españolas hacen trampa a pesar de las ayudas millonarias concedidas por la UE?. El artículo de Barbara Debusschere recoge: “Una investigación revela el perverso sistema de subvenciones que sólo consigue vaciar los mares. La tercera parte del pescado capturado por la flota pesquera española cuenta con subvenciones comunitarias. España recibió cerca de 6.000 millones de ayudas pesqueras desde el 2000. El historial de la mayor flota pesquera europea podría servir de ejemplo para otros sectores que también funcionan mal: a pesar de las ayudas multimillonarias, el sector sigue haciendo trampas. Entretanto, los mares se vacían.

“España ya no tenía una muy buena reputación en materia de política pesquera. El reciente informe del ICIJ (Consorcio Internacional de Periodismo de Investigación) hunde completamente su imagen. Las subvenciones comunitarias sirven sobre todo para construir nuevos barcos, desmantelar antiguos, formar a nuevas generaciones de pescadores, controlas las capturas ilegales, financiar campañas publicitarias y las pensiones de los pescadores. Las importantes ayudas permiten subvencionar una tercera parte de las capturas españolas. En realidad, el sector pesquero español no podría sobrevivir sin esos fondos”.

Print Friendly, PDF & Email