Ya sea por la crisis, las protestas mineras o la decisión de Rajoy de aumentar los impuestos, España sigue acaparando portadas de medios internacionales, incluso el día del inicio de los JJ.OO. La de The Economista es la que más está dando que hablar. No sólo por su fuerza visual sino también porque ve “inevitable” el rescate soberano de España.

Portad de The Economist

The Economist publica una impactante portada en su edición impresa dedicada a los problemas de España: Hacen un juego de palabras gráfico al dejar caer la ‘S’ de “Spain” para dejar solo la palabra “pain”, dolor en inglés. Y debajo aparece dibujado un toro banderilleado.

Su analisis se titula “El vuelo desde España” y sostiene que “el país puede ser apuntalado por un tiempo, pero sus problemas contienen una lección alarmante para toda la zona euro”. Y hablan de un pronostico desolador para el país. Otro artículo del semanario titulado “El paciente español” habla del rescate como algo inevitable.

Curiosamente, el semanario también recurrió en un cuadernillo especial antiguo a una simbología similar con la imagen de un toro, en aquel entoncer arrodillado, y con el titular: “¿Que deparará el futuro para España?”.

Portada de The Economist

Por su parte el International Herald Tribune también dedica a España un destacado espacio en su portada de este 27 de julio, pero por los problemas y protestas de los mineros. Publican un amplio reportaje de su corresponsal Raphael Minder sobre los efectos de los recortes presupuestarios en las comunidades mineras.

Portada del IHT

El Handelsblatt incluyó en su portada del 26 de julio una fotografía de Mariano Rajoy bajo el titular: “¿Los ricos pueden salvar Europa?” El artículo en sí no trata de España o el presidente español, sino de las distintas iniciativas políticas en Europa para que los ricos paguen más impuestos. Se menciona a Rajoy por la medida de subir los impuestos a un máximo del 52% para ingresos superiores de 175 000 euros anuales y también aparecen el político de la izquierda alemana, Michael Sommer, que ha propuesto quitar a los super-ricos alemanes una gran cantidad de sus patrimonio como un préstamo forzado sin intereses y devolvérselo cuando la economía se recupere y François Hollande que planea gravar al 75% a las rentas de más de un millón de euros.

Portada del Handelsblatt