La decisión de liberalizar el tráfico ferroviario y privatizar el 49% de AENA adelantada por la ministra de Fomento es recogida por medios internacionales. Die Welt y Rzeczpospolita, ambos de tendencia conservadora, destacan que las dos medidas buscan aumentar los ingresos del gobierno, pero creen que más que para sanear las cuentas estatales, servirán para mejorar la gestión de aeropuertos y red ferroviaria y atraer más viajeros y turistas.

Die Welt dice que el Gobierno mete una “marcha más” liberalizando el tráfico ferroviario y privatizando AENA. La crónica de Ute Müller destaca: “España liberaliza el tráfico ferroviario. Pronto habrá libre competencia en los trayectos de alta velocidad. Poco antes del paréntesis estival, el Gobierno español mete una marcha más. Con su enérgico avance pretende tomar las riendas de las pérdidas de la operadora ferroviaria y alcanzar al mismo tiempo unos ingresos multimillonarios para las arcas públicas con una salida a bolsa de la operadora aeroportuaria española Aena.

 

Con la liberalización podrían circular bastantes más trenes alemanes por las vías españolas. Según el cálculo del Ministerio de Transporte, un mayor número de pasajeros aportaría más dinero y un mejor aprovechamiento de la costosa red ferroviaria. Hasta que la liberalización entre en vigor todavía pasará algún tiempo. No obstante, para descargar al contribuyente el Gobierno conservador en Madrid ha acordado ahora la privatización del 49% de la operadora estatal aeroportuaria Aena. Los ingresos podrían ascender hasta los 2.300 millones de euros.”

Rzeczpospolita resalta que España privatiza aeropuertos más que para reducir déficit, para mejorar la gestión. Explica: “España venderá un 49% de las participaciones en el mayor operador de aeropuertos AENA endeudado, ha adelantado la ministra de Fomento. El gobierno cuenta con conseguir 2.200 millones de euros netos de la privatización del operador, cuyo valor, según las estimaciones, es de 16.000 millones de euros, lo que no permitirá disminuir significativamente el déficit presupuestario. El objetivo de las ventas es gestionar más eficazmente los aeropuertos y atraer a más turistas.

 

Después de años de pérdidas, AENA registró ingresos por primera vez el año pasado. La ministra Pastor ha informado que un 28% de las participaciones de AENA se venderán en la bolsa, dentro de una oferta pública y un 21% más en la subasta dirigida a los inversores a largo plazo. Algunos representantes de las autoridades se oponen a que el estado pierda control sobre activos tan estratégicos. Una parte de las 17 comunidades autónomas quieren participar en la gestión de sus aeropuertos para garantizar que los pagos no crezcan y que no se cierren los aeropuertos no rentables. En 2013 sólo 13 de los 46 aeropuertos registraron ingresos. España es el tercer estado turístico del mundo, después de Francia y EEUU. Alemania y Francia ya han privatizado parcialmente los operadores de sus aeropuertos.”

(Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)

Print Friendly, PDF & Email