El Handelsblatt desde Alemania y De Tijd desde Bélgica se muestran muy críticos con el presidente español. El diario germano le incluye -por tercera vez ya- en la sección “pinocho del día” donde repasan las mentiras de los políticos. Y el periódico belga considera que ha “dilapidado su capital político” por su invisiblidad en momentos cruciales y `parecer alejado de la realidad´.

Mariano Rajoy
(Foto: Flickr/Partido Popular Melilla)

Handelblatt ha nombrado al presidente español “pinocho”. El diario distingue a Mariano Rajoy en su sección `pinocho del día´ en la que destacan las pequeñas y grandes mentiras de políticos y altos cargos. Recogen su frase del 28 de mayo: “No habrá rescate europeo de la banca española? y explican que “aunque el país siempre ha sido reacio a ello, ahora ha cedido y España se convertirá en el cuarto miembro de la eurozona que recurre a un plan de rescate europeo. Mariano Rajoy ha tenido que romper su promesa de que salvaría a las instituciones financieras españolas sin la ayuda de sus socios de la UE.” Y esta es la tercera vez en poco más de tres meses que el Handelsblatt incluye al presidente español en esta sección, también lo hizo el 12 de abril y el 2 de marzo.

De Tijd destaca que Mariano Rajoy, aclamado como un `héroe´ hace cinco meses, se convierte en un `cero´. El diario belga apunta en un artículo de Lieve Dierckx: “España arremete enérgicamente contra Mariano Rajoy. Dilapidó su capital político en muy poco tiempo. Sin embargo, hace cinco meses aún era considerado como la esperanza de España en tiempos revueltos. En tan sólo cinco meses, Mariano Rajoy ?? considerado como la esperanza de España en tiempos revueltos ?? se ha convertido en el infeliz de Europa. El Presidente ?? a pesar de encabezar la Comisión Delegada de Asuntos Económicos del país ?? destacó sobre todo por su ausencia a la hora de anunciar decisiones gubernamentales de gran calado y casi siempre poco halagüeñas.

El domingo, Rajoy realizó unas declaraciones en público tras recibir un aluvión de críticas por su invisibilidad en momentos cruciales de la historia de España. Pero el líder conservador no resultó convincente, sino todo lo contrario. Parecía estar apartado de la realidad al declarar que `lo de ayer´ no era un `rescate´ europeo sino `una línea de crédito´. Rajoy incluso se atrevió a considerar la mayor humillación de su carrera política (la petición de ayuda europea) como un triunfo.”

Print Friendly, PDF & Email