El diario aleman analiza en una crónica de su corresponsal Javier Cáceres como “España sigue la corriente” sobre los planes de reforma de la Unión Europea que podría desembocar en una Europa a doble velocidad. El Süddeutsche Zeitung también destaca que Mariano Rajoy sigue “atrincherado” en su despacho y negándose a responder a cualquier tipo de pregunta.

Rajoy con Merkel y Sarkozy
(Foto: Flickr/Mariano Rajoy)

El Süddeutsche Zeitung recoge: “El traspaso de poder en España se resiste a prosperar. Esto se debe, no en último término, a que Mariano Rajoy se ha atrincherado en su despacho en la séptima planta de la sede central de su partido desde que ganó con mayoría absoluta las elecciones generales anticipadas del 20 de noviembre. Sigue pendiente una conferencia de prensa (sería la tercera del año en curso).”

“En un evento de partido celebrado el pasado fin de semana en Galicia, región de la que es oriundo, Rajoy se negó a responder cualquier tipo de pregunta. Pero el martes ya no pudo esquivar los micrófonos. Durante las horas de celebración con motivo de la aprobación de la Constitución de 1978, es tradición que los políticos españoles pronuncien unas palabras. Así pues, Rajoy aprovechó la ocasión para mandar sus mejores saludos a la canciller federal Angela Merkel y al presidente francés Nicolas Sarkozy” explican.

El diario aleman destaca que “las reformas de los Tratados de la UE, sugeridas el lunes por Alemania y Francia, corresponderían completamente con la voluntad de España; y él, Rajoy, espera que se apliquen cuanto antes. Porque eso significa ??credibilidad?. Con ello ha desaparecido también el último acento limitador del discurso que ha mantenido hasta ahora el Partido Popular. Hace tan solo unos días, el PP aún decía que en principio estaba en contra de una Europa de dos (o tres) velocidades, antes de subrayar con entusiasmo que ??si se da el caso? el partido está dispuesto a seguir el ritmo más rápido ??es decir: el ritmo germano-francés.”

Print Friendly, PDF & Email