La iniciativa municipal del pequeño pueblo catalán de Rasquera de ceder tierras para el cultivo de marihuana ha llamado fuertemente la atención en el exterior. Varios diario lo definen como “una solución ingeniosa” contra la crisis aunque se cuestiona su eficacia y legalidad.

Una planta de marihuana
(Foto: Flickr/Floresyplantas)

La CBS recoge: “Tiempos desesperado: Rasquera, un pequeño pueblo español en la región de Cataluña, ha votado favor de ceder tierras para el cultivo de marihuana para obtener unos ingresos se necesitan desesperadamente en un país que se enfrenta un desempleo preocupante y una recesión que se avecina. La idea es que los ciudadanos a titulo privado arrienden o ceder terrenos al ayuntamiento, que a su vez crearía una empresa que administrara la tierra y se la cediera a una asociación de fumadores de marihuana en Barcelona.”

FoxNews asegura:”Un pequeño pueblo español desesperado por generar ingresos tiene un plan novedoso para recaudar fondos y crear puestos de trabajo: arrendar tierras para cultivar marihuana para los fumadores dela metrópoli vecina de Barcelona. Pero el voto de las 900 habitantes de Rasquera a favor del cultivo de marihuana es una forma legalmente cuestionable de luchar contra una crisis económica que ha puso de relieve el desempleo y la recesión. Un funcionario gubernamental del Plan Nacional sobre Drogas, dijo que la plantación de hecho estaría en contra de la ley y que los fiscales intervendrían tan pronto como se sembrara la primera semilla. “

The Guardian destaca: “Un pequeño pueblo español cree que ha encontrado una manera de hacer desaparecer el desempleo, la deuda y la crisis económica en una nube de humo: cediendo sus tierras para plantar marihuana. El Ayuntamiento de Rasquera en Cataluña votó a favor de firmar un acuerdo por valor de 1,3 millones de euros con una asociación de cannabis de la vecina Barcelona para que estos cultiven marihuana para sus 5.000 miembros. “Esta es una oportunidad para traer dinero y crear puestos de trabajo”, explicó el alcalde Bernat Pellisa del partido catalán de Izquierda Republicana, ante el temor de los vecinos de más edad preocupados por la posibilidad de estar convirtiendo Rasquera en una meca de la droga.”

Le Monde recoge: “El cannabis, remedio anticrisis para un pueblo español. ¿Cómo reflotar las finanzas públicas, cuando el presupuesto de un municipio está lastrado por la crisis? Rasquena, localidad del noreste de España, avanza en una solución original. Su plan de acción municipal anticrisis prevé autorizar la plantación de cannabis. El municipio quiere crear una empresa pública para ayudar a los propietarios a alquilar sus tierras a una asociación legal de los consumidores. Ocho hectáreas de cáñamo de la India podrían asi ser pronto cultivadas por la Asociación del consumo privado de cannabis de Barcelona (ABCDA).”

Euronews explica: “Grandes esperanzas: un pueblo español busca su olla de oro. Tiempos desesperados, medidas desesperadas. Un pueblo español tiene la intención de arrendar tierras municipales para el cultivo de marihuana para ayudar a cubrir deudas por valor de 1,3 millones de euros. Los funcionarios de Rasquera creen que no estarían violando la ley, siempre y cuando los cultivado sea solo para uso personal.”

TF1 resalta: “¿Cómo sanear las finanzas públicas, cuando se es eligido en un pueblo español, cuyo presupuesto se encuentra diezmado por la crisis? Rasquena, localidad del noreste de España gobernada por el independentista catalán de Esquerra Republicana de Catalunya, ha encontrado una nueva solución, aunque todavía no está claro cuál será su eficacia. Su “Plan de Actuación Municipal 2012 de lucha contra la crisis” tiene previsto crear una empresa pública para ayudar a los propietarios de tierras agrícolas a arrendar sus tierras a una asociación legal de consumidores de cannabis.”

El Huffington Post explica: “Con una tasa de desempleo que se acerca al 23%, según un noticia reciente del Wall Street Journal, sin duda, España ha caído en tiempos económicos difíciles. Sin embargo, los ingeniosos habitantes de un pueblo de Tarragona, en el noreste del país ibérico, han encontrado a una solución: cultivar marihuana. Rasquera, un pueblo con una deuda municipal de 1,3 millones de euros, está explorando la idea de cultivar marihuana en tierras municipales para generar ingresos y crear puestos de trabajo,

Le Point habla de: “Campos de cannabis contra la crisis. Un pequeño pueblo catalan ha decidido cultivar plantaciones para salir adelante economicamente. El Ayuntamiento de Rasquera, una aldea agricola de la provincia de Tarragona de 900 habitantes, no cesa de recibir llamada del mundo entero. La extraña idea del alcalde, el independiente Bernat Pellisa interesa e intriga. Simplemente ha decidio plantar campos de marihuana y cánamo en la comunidad para torear la crisis.”

L´Express destaca: “Un pueblo español apuesta por el cannabis para salir de la crisis. Un pueblo agricola del sur de Cataluña va a ceder tierra a una asociación que cultiva cannabis. El objetivo para la localidad: aprovecharse de esté mança financiero para reducir su abismal deuda”