Los dos grandes diarios económicos mundiales aseguran que el gobierno español va a recortar las subvenciones a la energía renovable entre un 10% y un 20%. Destacan que esto supondrá una “gran amenaza” especialmente para los inversores en energía solar, ya fuertemente endeudados, y de rebote para la banca española que tendrá que provisionar para hacer frente a las pérdidas.

The Wall Street Journal subraya que el recorte de subsidos a las renovables es una gran amenaza para los inversores. El artículo de  Ilan Brat y Christopher Bjork dice: “Bajo una reforma más amplia de todo el sector energético anunciada para el 21 de junio, España se prepara para recortar subsidios en la producción de energía renovable entre un 10% y un 20%, segun personas familiarizadas con el plan. Esta medida podría llevar a las empresas de energía solar que están en apuros a la quiebra en un momento en el que se profundiza la  recesión y se incrementan las pérdidas en los préstamos de los bancos que financian sus proyectos.

El sector de las energías renovables de España incluye proyectos eólicos y solares. Pero los recortes propuestos son una amenaza mucho mayor para los inversores en energía solar debido a que sus proyectos está más fuertemente endeudados. Los bancos españoles podrían refinanciar algunos de esos préstamos, pero ya se están enfrentando a una creciente ola de quiebras de empresas en otras industrias. `Esto pone de relieve que los bancos españoles todavía tienen que provisionar grandes cantidades para préstamos incobrables´apunta un analista del Banco Espirito Santo.”

Financial Times destaca que los bancos ya han sido informados de la refinanciación de la energía. La crónica es de su correponsal Miles Johnson y de Pilita Clark y explica: “En una reunión privada con los principales bancos y dos instituciones financieras extranjeras el mes pasado, los funcionarios del Ministerio de Industria declararon que el gobierno estaba a punto de promulgar reformas que reducirían los ingresos entre un 10% y un 20%, según fuentes cercanas a las conversaciones. A los bancos, entre los que se encuentran el Santander y el BBVA, no se les dijo cómo se aplicarán las medidas a las diferentes fuentes de energía, como a las plantas eólicas, fotovoltaicas solares y termo solares.

El sector energético solar español tiene una deuda de aproximadamente 30.000 millones de euros, de acuerdo con la UNEF aunque no está claro qué montante de esta cantidad son préstamos. Todos los bancos declinaron hacer comentarios al respecto. La nueva medida es la última de una serie de recortes de un sistema de subsidios que ha hecho de España el tercer mayor productor energía solar de la UE, después de Alemania e Italia.