Cataluña no ha declarado su independencia de España, dando marcha atrás en sus planes y abriend0 una puerta al diálogo, aunque el pleno del Parlament aumenta la confusión sobre el futuro de la región. Esta es la interpretación mayoritaria que hacen la mayoria de los grandes medios del planeta tras el discurso de Carles Puigdemont. La noticia ocupa muchas portadas en papel, sobre todo en medios europeos, aunque al no suceder el gran acontecimiento que se esperaba, una DUI clara y optarse por una declaración simbólica suspendida, bastante medios, especialmente los anglosajones, se limitan a mencionarlo en primera y detallarlo en páginas interiores. En general se subraya que la fórmula usada por el gobierno catalán implica un frenazo y no constituye una Declaración de Independencia efectiva -aunque algunos medios discrepan y sí creen que ésta ha existido-, señalando que la crisis continuará manteniéndose también la incertidumbre.

Financial Times considera que Puigdemont “da marcha atrás” y suspende la independencia de Cataluña. Sostiene que el líder catalán en su intervención en el Parlamento ha evitado hacer una declaración inmediata de independencia, dando marcha atrás y pidiendo que se suspenda el proceso de secesión. Apunta que la decisión intenta rebajar la tensión con Madrid, que se opone al referéndum y ha prometido bloquear la independencia. El resto de la prensa británica no lleva en sus portadas en papel la noticia, pero coincide en resaltar que no ha habido DUI. The Guardian subraya que la suspensión de la indepdendencia supone poner el freno y saca a la región del borde del abismo en su enfrentamiento con el gobierno español. La BBC, por su parte, señala que la independencia de Cataluña ha quedado en espera. Sky News en cambio considera que Cataluña sí ha declarado la independencia.

The New York Times señala que aumenta la confusión sobre la independencia de Cataluña. Ningún gran medio estadounidense da un amplio espacio a la declaración de Puigdemont en sus portadas en papel, pero sí informan de ella. El NYT asegura que el discurso del presidnete catalán ha causado perplejidad al parecer que declaraba la independencia para luego suspenderla para permitir más diálogo con Madrid. Y afirma que esto causa más confusión. El Washington Post destaca que Puigdemont reafirma el derecho de Cataluña a la independencia, pero no la declara, mientras que Wall Street Journal dice que Cataluña da marcha atrá en la ruptura con España y la CNN habla de “división de España en espera”.
.

Le Figaro dice que la independencia tendrá que esperar y que Puigdemont “juega al apaciguamiento”. La crónica de Matthieu de Taillac explica que el presidente catalá, bajo presión, ha prometido la independencia para enseguida suspender su aplicación. Añade que su llamamiento al diálogo corre el riesgo de chocar con la firmeza de Madrid.

Liberation afirma que Barcelona juega a la prórroga. Resalta que tras declarar ante el Parlamento que la región se “había ganado el derecho a ser un estado independiente”, el presidente catalán anunció la suspensión del proceso, dando un tiempo para reanudar el diálogo con el gobierno central en Madrid.

Frankfurter Allgemeine Zeitung se desmarca y sostiene que se ha firmado la declaración de independencia de Cataluña. Aunque luego apunta que ha sido suspendida. En su editorial señala: “Los separatistas ahora no tienen plan y el gobierno se ha negado a permitir cualquier diálogo”. Süddeustche Zeitung en cambio afirma que Puigdemont ha renunciado a la DUI y considera que “ha escogido el camino de la razón y que Rajoy debe seguirle” .

Corriere della Sera asegura que las presiones de Burselas retrasa el discurso de Puigdemont. La noticia es destacada en portada con el titular,”Independencia, pero”, y explica que Cataluña declara la secesión, pero luego la suspende, achacándolo a las “presiones de Bruselas”. Destaca que esta decisión causa desilusión entre los independentistas y es considerada “inadmisible” por el gobierno de Madrid.

Le Soir resalta que Barcelona tiende la mano a Madrid. Recoge que Carles Puigdemont ha expresado que tienen el derecho a ser un país independiente, pero apunta que la “gran noche” catalana “tendrá que esperar”. Y en su editorial en portada, califica la decisión del presidente catalán de “elección de la responsabilidad”, aunque apunta que al jugar en la ambigüedad, Puigdemont se apunta tanto una victoria como una derrota.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email