El diario francés incluye un artículo firmado por Fabrice Nosé-Langlois que sostiene que tras el terremoto de Lorca ha “resurgido el temor nuclear” en España. Le Figaro explica que los ecologistas reclaman el cierre de la central de Cofrente, que se encuentra a 180 km del seismo. Y destacan que el gobierno ha anunciado que esta será la primera planta inspeccionada en el contexto de los test europeos.

La central de Cofrente
(Foto: Flickr/Sir freenlance)

Le Figaro recoge que “el seísmo de Lorca, acaecido justamente dos meses después del temblor de tierra devastador de Japón que fue el origen de la catástrofe atómica de Fukushima, ha vuelto a reavivar en España el debate sobre el tema nuclear. De los ocho reactores atómicos con losque cuenta el país, el más próximo a Lorca, situado en Cofrentes, se encuentra a 180 kilómetros. ??No ha sido afectado por el seísmo y continúa funcionando normalmente??, aseguraba el Consejo de Seguridad Nuclear español el pasado miércoles”.

Pero destacan que “Juan Ponce, candidato de los Verdes en el Parlamento de Cataluña ha pedido el cierre de la central de Cofrentes, haciendo hincapié en que la ciudad de Valencia y su millón y medio de personas se encuentran a 100 kilómetros. Aunque terremotos tan fuertes como el de Japón “no se producen en España”, Ponce cree queun terremoto puede causar daños en serie no menores

El reactor de Cofrentes, que se puso en funcionamiento en el año 1984, recibió poco antes de la catástrofe de Fukushima una autorización del gobierno para continuar funcionando durante otros diez años. El ministro de Industria, Miguel Sebastián anunció que esta central sería la primera en ser evaluada en el marco de los exámenes europeos decididos tras el suceso de Fukushima. Se tratará de volver a evaluar su resistencia a los seísmos y a inundaciones importantes.

“La energía nuclear suministra a los españoles el 18% de su electricidad. Tanto como las energías renovables, incluida la hidráulica”, apunta el diario francés.