Los líderes de España, Francia, Alemania, Italia y Reino Unido se reunieron con Obama en la última cumbre del G20 en Australia y acordaron impulsar el Tratado Transatlántico de Libre Comercio e Inversiones entre ambos bloques, conocido por sus siglas en inglés TTIP. Pero la prensa británica está dando voz a los temores de que este acuerdo abra la puerta a la privatización de los sistemas de sanidad pública de Europa. Se refieren en concreto a su NHS, pero también podría afectar a la Sanidad española, aunque la prensa nacional no esté poniendo el foco en ello.

Financial Times subraya que Cameron rechaza los temores de que el acuerdo UE-EEUU pueda llevar a la privatización de la sanidad. En la crónica  titulada “Cameron rejects claims that EU-US trade deal is threat to NHS” señalan que el primer ministro británico desestimo como un “sinsentido” las temores de que el TTIP pueda llevar a que el National Health Service caiga en manos de corporaciones de EEUU. Apunta que tanto los laboristas como el UKIP se han quejado de que el acuerdo podría permitir que empresas norteamericanas lleven a juicio al gobierno para romper el sistema sanitario público. Recoge también la carta de este año de Ignacio Garcia Bercero, el jefe negociador de la UE de este tratado, de que están determinados a proteger los sistemas públicos europeos de cualquier posible riesgo.

La BBC destaca el compromiso de Cameron con el TTIP y los temores suscitados con la NHS. Su artículo se titula: “TTIP: Cameron pledges support for EU-US trade deal” y recoge que el primer ministro británico aseguró tras reunirse con sus homólogos de la UE y EEUU que es “un acuerdo que queremos”. El texto también apunta que Cameron aseguró que “no tienen sentido” los temores de que podría afectar a la NHS. Y recoge la petición de Len McCluskey, secretario general del sindicato, Unite, de que se excluya a la Sanidad británica del acuerdo”.

The Independent recoge que el acuerdo generaría 10.000 millones pero los críticos ven riesgo para la NHS. Su información “Cameron promises to fire ‘rocket boosters’ under controversial EU-US TTIP trade deal” destaca que el acuerdo podría suponer 10.000 millones de libras para la economía británica, pero el primer ministro ha admitido que necesitaba para convencer a la opinión pública. Y recoge que los críticos afirman que el acuerdo pondría al NHS en riesgo de ser vendidos a empresas de salud de Estados Unidos y podría llevar a rebajar las normas alimentarias, permitiendo que los productos menos saludables de EEUU entren en el mercado europeo.

Daily Mirror recoge que Cameron rechaza que el TTIP permitiría a empresas de EEUU privatizar su sanidad. Su noticia “David Cameron denies claims America trade deal will allow US firms to privatise our NHS” señala que el acuerdo sería el mayor de estas características en el mundo y supondría 10.000 millones al año, pero los sindicatos sugieren que también permitiría que los gigantes médicos de Estados Unidos puedan dirigir los servicios sanitarios en Europa y vayan a los tribunales si no se les permite la entrada a ese mercado.

(Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)