Gracias a videos y fotografías desclasificadas recientemente se ha sabido que en el verano de 1962, los estadounidenses lanzaron una bomba de hidrógeno a 250 millas (unos 400 km) de altura y la detonaron. Se trató de un prueba durante la Guerra Fría, que ha documentado Peter Kuran para su film “Nukes in Space” (Bombas nucleares en el espacio) y de la que cuenta los detalles un reportaje de la NPR.

 

Imagen de previsualización de YouTube

El gobierno de EEUU quería comprobar con dicha prueba varias cosas: ver si la radiación de las bombas haría más difícil detectar supuestos misiles rusos, si la explosión provocaría daños a los objetos cercanos o si “alteraría” la forma natural del los cinturones de la magnetosfera terrestre.L a operación recibió el nombre en clave de “Starfish prime”.

Lo llamativo es que las detonaciones no fueron ocultadas, sino que incluso se anunciaron en la prensa… ¡promocionándolas como un espectáculo visual mayor que el del 4 de julio!

Las imagenes han sido utilizadas en el documental Nukes in Space que detalla hasta 20 explosiones nucleares provocadas por EEUU y la URSS en las capas más altas de la atmósfera y el espacio para probar la efectividad de estas armas en un eventual enfrentamiento. (Fuente: Maikelnai)

Imagen de previsualización de YouTube