El diario estadounidense analiza en un reportaje de su corresponsal Raphael Minder a Julio Fernandez Gayoso, el presidente de Caixanova y luego, tras la fusión con la Caixa Galicia de José Luis Mendez, de Novacaixa Galicia. El New York Times detalla las luces y sombras de este caso como paradigma del tipo de gestión bancaria que ha llevado al sector financiero español al borde del colapso.

Logo de la antigua Caixa Nova que presidió Julio Fernandez Gayoso
(Foto: Flickr/Remo)

El New York Times dice: “A la manera antigua y estilo más cortés de la banca española, le gustaba ser llamado Don Julio por sus empleados y por los empresarios y funcionarios del gobierno. Y durante las más de cuatro décadas que Julio Fernández Gayoso llevó lo que eventualmente se convirtió en el mayor banco de ahorros, o caja, en el noroeste de España, la institución ayudó a transformar la ciudad de Vigo.”

El reportaje asegura: “ha sido por lo tanto una pronunciada caída desde el poder la de finales de junio, cuando el Señor Gayoso, de 80 años, fue obligado a abandonar después de ser imputado en una demanda presentada por investigadores contra el fraude. Gayoso se ha convertido en un símbolo del choque entre la tradición de las cajas como instituciones señoriales de la comunidad y la economía bancaria moderna, basada en el euro que España ha tratado de crear en las últimas décadas.”

“Este choque de culturas empresariales ha afectado de diversas maneras, a las 45 cajas que operaban en España hasta principios de 2010. En conjunto, estos enfrentamientos han ayudado a poner a la industria bancaria del país al borde del colapso.” El artículo detalla también la carrera de Gayoso, su gestión y su labor financiando proyectos inmobiliarios o artísticos asi como las sombras del agujero financiero, las indemnizaciones millonarias y el escándalo de las preferentes.

[Leer el artículo completo en el New York Times]