BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

La revista rusa Russki Reporter publica un reportaje de Ruslán Jestanov al que titula : ??Líderes de una nueva era? . Según el texto, “la globalización ha obrado lo que antes parecía fantástico -dice-. Si hoy se sientan en una misma mesa Obama, Sarkozy, Medvedev y Zapatero, les resultará más fácil hallar un lenguaje e intereses comunes”:

??El mundo se cansa de nombres conocidos. Cada vez que surge un nuevo líder, el asunto se asume como una sensación y tal circunstancia se ve acompañada si no de una revolución, sí de un escándalo. En marzo de 2004, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, de 44 años, se convirtió en el primer ministro de España. Enseguida cumplió su promesa de sacar a las tropas españolas de Irak. Pero la verdadera revolución para España fue la amnistía para los inmigrantes ilegales. En marzo de este año los socialistas españoles volvieron a ganar las elecciones y Zapatero formó un Gobierno donde las mujeres son mayoría. Incluso la titular de Defensa es una mujer, Carme Chacón?.

??A diferencia de Medvedev y Zapatero, Nicolás Sarkozy no manifestó amor por los estudios, aunque en 1978 pudo acabar el Instituto de Ciencias Políticas en París. La globalización ha obrado lo que antes parecía fantástico. Si hoy se sientan en una misma mesa Obama, Sarkozy, Medvedev y Zapatero, les resultará más fácil hallar un lenguaje e intereses comunes. El hecho de que Zapatero valore por igual al genio derechista conservador Jorge Luis Borges y al radical izquierdista Gabriel García Márquez, no le ha evitado ser blanco de críticas a derecha e izquierda. Pese a que más de una vez se ha declarado partidario de una política de apaciguamiento, su retórica en la práctica es a veces motivo de divisiones políticas?.

Print Friendly, PDF & Email
3 Replica a este post
  1. De que los cuatro mentados son líderes, no me cabe duda alguna (más allá de las diferencias de potencial de los países a los que representan, y que, por tanto, les respaldan en tal condición). Lo que no termino de tener tan claro es lo de la “nueva era”; ¿será nuevo de verdad lo que haya de venir, o más de lo mismo, aggiornado y/o camuflado…?

    Saludos cordiales.