Jyrki Palo, el corresponsal de la Radio-TV pública finlandesa YLE, explica en radiocable.com que ve “mucha crispación” en el debate político en España, y aunque ya se ha acostumbrado a que esa es la “manera de hacer política”, sería conveniente “ponerle el freno”.

Jyrki Palo

Jyrki Palo asegura que tras 14 años aqui ya se ha acostumbrado a que “España tiene su propia manera de hacer política, pero sí choca un poco al recien llegado” el nivel de crispación, “parece algo raro, fuera de lugar”. Cree que esto aumentó sobre todo después del 11M. Pero también resalta que le “tranquiliza” ver que luego los políticos son capaces de “tomar café y charlar civilizadamente”, por eso considera que algunas de las crispaciones “son bastante mediáticas”.

Pero cree que no es “constructivo y yo pensaría en ponerle un poco el freno”. Especialmente teniendo en cuenta algunos episodios de la historia de España en los años 30, asegura. Cree que la situación actual que vive el país es “especial” y tiene sus propias características “cuando la popularidad del gobierno ha bajado tanto y la oposición pide elecciones sin éxito”. También considera que la crisis está causando malestar y todo esto repercute en el debate político.

Sin embargo Palo no cree que el problema sea de falta de cultura democrática: “Yo valoro la cultura democrática en España muy alto. Me quito el sombrero ante la democracia española. Claro que quedan problemas estructurales y cosas por renovar, como es el caso de la Justicia… pero yo veo las actitudes democráticas españolas como algo muy firme.”

Print Friendly, PDF & Email