En España los partidos verdes o que defienden el medio ambiente apenas han alcanzado el respaldo en las urnas del 0,5% del electorado a pesar de que el 69% de la población se declara preocupada por la ecología. Se achaca a la fragmentación -a veces han concurrido a las elecciones hasta cinco formaciones diferentes en defensa de la ecología-, los personalismos o la falta de madurez democrática. Sin embargo en otros países de Europa estos partidos han logrado consolidar una posición muy sólida, llegando a formar parte de gobiernos nacionales y con figuras como Daniel Cohn-Bendit o Joschka Fisher.

 

Imagen de previsualización de YouTube

A nivel de la Unión Europea, en el Parlamento hay 55 eurodiputados pertenecientes a formaciones ecologistas. Esto supone casi el 7,5% de la cámara, son la cuatra fuerza política y existe un Partido Verde Europeo sea la cuarta fuerza política. En las pasadas elecciones europeas en algunos países como Estonia, Gran Bretaña, Bélgica o Suecia rondaron o superaron el 20% de los votos, aunque la media continental está en torno al 10%. España, al concurrir las formaciones ecológicas en coalición con grupos consolidados como Izquierda Unida, ERC o BNG, obtuvieron un resultado muy superior al de las elecciones nacionales, con 6,2% de los votos y dos diputados.

Alemania suele ser el país de referencia a la hora de hablar de un partido ecologista fuerte. Tan fuerte que Bündnis 90/Die Grünen (Alianza 90/Los Verdes) fueron miembros del gobierno en coalicion con los socialdemócratas de Gerald Schroeder en dos legislaturas (de 1998 a 2005) y Joschka Fisher, su lider, fue vicecanciller y Ministro de Asuntos Exteriores. El partido empezó a crearse en los años 70, aunque no es hasta 1980 cuando se inscribe como tal. Y tres años después, en el 83 consiguieron por primera vez representación en el Parlamento obtendiendo el 5,6% de los votos y 27 diputados.

Poco a poco fueron aumentando su porcentaje de voto rondando o superando el 10% de los sufragios en la mayoría de convocatorias electorales. En la actualidad cuentan con 68 diputados (de los 612 del Bnedestag) y están en la oposición al gobierno de Angela Merkel. Y en Europa siguen siendo la “locomotora” y en las últimas elecciones sumaron el 12,7% de los sufragios que les otorgaron 14 eurodiputados.

En Francia, también tiene un gran peso el partido ecologista, Les Verts, que cuenta en este 2010 con representación en las instituciones: 5 senadores y 4 diputados. Creado en 1984, el partido fue ganando votos y llegó a formar parte del gobierno de Lionel Jospin en 1997. Su lider Dominique Voynet fue ministra de medio ambiente hasta 2001 y otro de sus miembros, secretario de estado de economía solidaria. Su alianza con el Partido Socialista francés también ayudó a recuperar alcaldías de ciudades como Paris y Lyon. En la capital, hasta cinco ecologistas estuvieron en el equipo de Bertrand Delanöe.

A pesar algunos altibajos en los primeros años del siglo XXI, en las últimas elecciones europeas, los verdes franceses obtuvieron uno de sus mayores éxitos. Bajo las siglas de Europe Ecologie y liderados por Daniel Cohn-Bendit y José Bové sumaron el 16,2% de los sufragios y 14 eurodiputados (6 de ellos pertenecientes a Les Verts y 8 independientes).

Daniel Cohn-Bendit
(Foto: Flickr/Phillipperouget)

En el Reino Unido, el movimiento político ecologista ha tardado más en consolidarse, pero en los últimos años ha logrado varios éxitos. El más sonado obterner por primera vez en las pasadas elecciones del 6 de mayo de 2010 a su lider Caroline Lucas como diputada en la Cámara de los Comunes. El actual Green Party de Inglaterra y Gales nació en 1990, aunque la primera formación verde británica, People, data de 1973. Debido al complicado sistema electoral británico hasta ahora no habían logrado representación parlamentaria a nivel nacional.

En Europa sin embargo lograron dos eurodiputados en las elecciones de 1999 que mantuvieron en 2004. Y en 2009 obtuvieron sus mejores resultados con un 8,7% de los votos, siendo la segunda fuerza más votada en lugares como Brighton o Oxford, Norwich con guarismos por encima del 25%. A los dos eurodiputados británicos hay que sumar otros dos escoceses y uno galés.

En Italia, la Federazione dei Verdi pasa ahora mismo por un momento delicado, pero durante los años 90 y primeros del siglo XXI ha tenido una gran fuerza llegando a formar parte del Gobierno. En 1995 fueron miembros fundadores de la coalición El Olivo que se alió con el Ejecutivo de Romano Prodi y dos de sus miembros fueron ministros de Medio Ambiente y Agricultura. En Europa llegaron a tener representación con 3 o 2 miembros del Parlamento desde 1994, aunque en las últimas elecciones no lograron ninguno.

Bélgica ofrece también un caso de partido ecologista fuerte, aunque debido a los problemas del país tienen una formación francofona y otra flamenca. Ecolo y Groen, respectivamente. El primero es histórico dentro del movimiento verde ya que fue creado en 1980 y al año siguiente logró el hito de entrar pro primera vez en un Parlamento nacional. Obtuvo 4 diputados y 5 senadores. Pero su mayor logró lo obtuvieron al vencer en las elecciones legislativas de 1999 y entrar a formar parte del gobierno del país hasta 2003. En las últimas elecciones europeas obtuvieron 4 diputados y en las generales belgas de 2010, el 10% de los votos.

En Suecia también tienen un partido ecologista potente. El Miljöpartiet sueco forma ahora mismo parte de la coalición roji-verde que gobierna el país desde 2008 y su masa de votantes suele estar entre el 8% y el 11%. En las europeas sumaron el 11% de los sufragios y dos representantes.

Print Friendly, PDF & Email