(NOTICIA ACTUALIZADA ABAJO)

El diario estadounidense publica en su edición de este 6 de febrero un artículo escrito por el propio Pedro J. Ramírez sobre su cese como director de El Mundo. Se titula: “En España, despedido por hablar claro” y repasa los motivos de la destitución del periodista, su carrera y logros al frente de Diario 16 y El Mundo y su enfrentamiento con Rajoy por el caso Bárcenas.

Sin embargo, Pedro J. Ramírez ha denunciado desde su cuenta de twitter que su artículo ha sido reescrito y publicado sin su autorización y ha pedido al rotativo que lo retiren -aunque la tribuna ha aparecido tanto en la web como en la edición impresa-. Asegura que le han cambiado desde el titular  -el suyo era “Otra vez en la fauces del poder”- hasta el contenido.

 

El director de El Mundo añade: “Recibí la traducción. Con matices me pareció correcta. La aprobé. Pero ellos lo han reescrito por completo, cambiando desde el título…”. Pedro J. se ha referido específicamente al último párrafo del texto que, segun él han “dejado irreconocible”.

El párrafo en cuestión dice: “España ha tenido serios problemas desde que la burbuja inmobiliaria estalló en 2008. El paro ha estado rondando el 25% y la economía apenas sale de la recesión. El `partido en el gobierno del Sr. Rajoy carece de democracia interna. La independencia del poder judicial se ha debilitado. La monarquía se ha visto empañada por un escándalo de gasto. Si se le añade el ataque a la prensa, parece claro que la democracia puede ser ahora más frágil que en ningún otro momento desde la muerte de Franco en 1975. Tengo la intención de seguir escribiendo sobre ello.”

El New York Times ya informó del cese de Pedro J. al frente de El Mundo en un artículo de su corresponsal Raphael Minder el pasado 2 de febrero. En él, el propio Ramírez aseguraba: “Esta es una demostración de fuerza por parte de un gobierno que quiere enviar un mensaje, no sólo a El Mundo, sino a todo el sector de los medios, de que todo aquel que actúe de una manera que el gobierno ve como un inconveniente, pagará las consecuencias. Lo que está ocurriendo bajo Rajoy es especialmente grave porque se está utilizando un momento de clara debilidad económica para obligar a los medios a ser dóciles, serviles y que practiquen la autocensura”.

Y añadía en una entrevista telefónica: “No quiero presentarme como un mártir o una víctima, pero sí creo que lo que está pasando en El Mundo es un síntoma de hasta qué punto la calidad de la democracia está retrocediendo bajo Rajoy”.

ACTUALIZACIÓN: Ante la denuncia de Pedro J. Ramirez, el New York Times aseguró que le avisó de “cambios editoriales menores”. Una portavoz del diario de EEUU ha explicado: “”El señor Ramírez nos envió un artículo de opinión. Fue traducido cuidadosamente y en el curso de nuestro proceso habitual de edición y comprobación de datos se hicieron varios cambios editoriales menores para asegurar la veracidad, claridad y precisión del texto”. Añadió que se comunicó al periodista que se harían esos cambios y en todo caso aclaró que “de ninguna manera” se alteró el argumento o la opinión, “ni las pruebas utilizadas como apoyo”.

Pedro J. Ramirez ha respondido en twitter:

 

Añadiendo: “En 34 años como director he tenido una regla de oro: nunca se cambia un artículo de opinión sin el consentimiento expreso de su autor. Si dedico horas y horas a mi Carta de los domingos es porque cuando firmo algo quiero expresar exactamente lo que pienso y no algo parecido”

El NY Times se publica desde 1851 y está considerado como el diario más influyente de EEUU y el mundo. Es propiedad de la familia Ochs Sulzsberger y el magnate mexicano Carlos Slim también tiene acciones del diario. Su tirada en marzo de 2012 fue de 779.731 ejemplares en papel y 807.026 suscriptores on line, lo que deja una circulacion total de 1.586.757. Además su website recibe más de 30 millones de visitantes únicos al mes. Su línea editorial está considerada como liberal/progresista. Recientemente ha publicado un reportaje documentando como la crisis económica estaba provocando miseria y hambre en España, que provocó un gran impacto.