Desde hace siete años la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) elabora un ranking en el que analiza la calidad de los sistemas sanitarios españoles por comunidades autónomas. Y en la clasificación de 2010, la Comunidad Valenciana ocupa el último puesto mientras que Navarra aparece en el primero. Por la cola también figuran Galicia, Canarias y Madrid. Y en general se ve mucha disparidad entre las distintas autonomías. [ESTUDIO EN FORMATO DOC]

Medicos operando
(Foto: Flickr/joaquin munte)

El estudio se basa en 19 indicadores que recogen desde la proporción entre el número de camas y personal sanitario por población hasta la mortalidad infantil, gasto total, gasto farmaceútico o la satisfacción de los usuarios segun el Barómetro General de Sanidad (BGS). La FADSP admite que los datos homogéneos para todas las CCAA son escasos y faltan algunos tan importantes como las listas de espera, pero esa es un información que el Ministerio de Sanidad no hace pública y asi que usan los del BGS. Con todo es practicamente el único analisis de calidad de los sistemas de salud autonómicos que se hace en España.

Al ser anual, permite además comparar y establecer tendencias. Asi se observa que desde 2004, Valencia ha ocupado el último puesto de la lista en seis ocasiones. Y en general en los cinco últimos lugares del ranking siempre han figurado la Comunidad levantina, Murcia, Canarias y Madrid. Aunque en este 2010, Galicia sustituye a Murcia en el “furgón de cola”.

La FADSP es un grupo que se autodefine como “interesados en la defensa y la mejora del sistema sanitario público. Es una organización, apartidista aunque no neutral, ya que nos declaramos a favor de un sistema sanitario público, universal y redistributivo, que garantice el acceso a una atención de salud de calidad en condiciones de igualdad.”

 

Imagen de previsualización de YouTube

Denuncian además  que se está estructurando “una política de desprestigio del Sistema Sanitario Público, y se comienza a ver cómo partes significativas del mismo pasan a depender de organismos de gestión ajena (consorcios, fundaciones, empresas públicas, sociedades anónimas, etc.), que gestionan hospitales, unidades de alta tecnología, centros de salud y otros servicios sanitarios.” Por eso destacan la importancia de poder establecer comparaciones.

Algunos expertos discrepan de la lectura de alguno de los indicadores usados. Por ejemplo, el número de camas por 1.000 habitantes. Se considera que una comunidad está mejor cuanto mayor sea esta proporción, pero hay expertos que creen que el caso contrario también puede ser cierto, si eso significa una mayor eficacia en el uso o que se potencia la atención ambulatoria.

En cualquier caso, el baremo de la FADSP considera que las Comunidades con mejor sistema de salud público en 2010 son Navarra, Asturias, Castilla-La Mancha, Castilla León y Aragón. En el otro extremo con un servicio que califican de “deficiente” aparecen Valencia, Canarias, Galicia y Madrid. Y entre las primeras y las últimas autonomías hay diferencias de hasta 30 puntos.

Print Friendly, PDF & Email