Manuel Jesus Orbegozo es un veterano periodista peruano que ha trabajado en medios como El Comercio, El Peruano o Expreso y ha sido Premio Nacional de Periodismo. Ahora en un artículo publicado en la revista Etiqueta negra, revela que en 1987 se casó con una joven congoleña, secretaria del consul, únicamente para conseguir un visado y poder acudir al histórico juicio contra el tirano Bokassa. Eso le convirtió en bígamo. Su confesión abre un debate sobre ¿hasta donde es ético que llegue un periodista por una noticia?

Orbegozo, que ya cuenta con 85 años, mantiene un blog en Internet desde 2004 y la curiosidad que le llevó a dar nueve veces la vuelta al mundo para contar historias. Entrevistó a toda clase de personajes -Gorbachov, García Marquez, Pele, Deng Xiaoping,etc.- e incluso convenció a la Madre Teresa de Calcutta para que le regalara su rosario.

Imagen de previsualización de YouTube

Pero entre sus muchas historias, hay una que le ha costado confesar. La de Mbaré, su esposa congoleña. En 1987 se encontraba en Brazzaville la capital de la República del Congo, a solo una hora de vuelo de la República Centroafricana, donde estaba a punto de celebrarse el final del juicio contra Jean Bedel Bokassa. Pero no tenía visado.

“Cualquier periodista habría hecho lo imposible por acceder a ese momento histórico”. Pero él fue el único que viajó hasta la embajada de la República Centroafricana para conseguir el permiso de entrada. Alli conoció a la secretaria del cónsul, una muchacha de unos veinte años, llamada Mbaré. Ella le preguntó si era soltero y Orbegozo mintió asegurando que sí. Entonces ella le propuso casarse ese mismo día y a cambio le entregaría el pasaporte con el visado.

El periodista aceptó y esa misma tarde se encontró celebrando un banquete de bodas improvisado. Consiguió su visa y a la mañana siguiente, cuando su esposa Mbaré lo esperaba para marcharse de luna de miel, él voló a Bangui, capital de la República Centroafricana, donde se celebraba el juicio. Fue el único reportero que estuvo en la sala y pudo hacer una foto, aunque su visado era de turismo y le obligaron a marcharse del tribunal.

Manuel Jesus Orbegozo

Manuel Jesus Orbegozo le envió cartas a Mbaré explicándole lo sucedido, pero nunca volvió al Congo, ni a verla. Guardó la historia en secreto durante 20 años, hasta que en una conferencia sobre ?tica Periodística en una universidad de Lima, la reveló por primera vez. Le sorprendió ver que la reacción de los asistentes: “Una parte me abochornó diciendo que un periodista jamás debe engañar miserablemente a una muchacha como Mbaré. La otra parte decía que haber obtenido esos resultados periodísticos me hacían casi un héroe.” El acaba su historia asi:

En el fondo, no creo haber cometido nada repudiable porque no hubo ningún sentimiento amoroso en juego, sino una lucha de intereses creados entre Mbaré y yo. Ella quería irse conmigo a como diera lugar, acaso para escapar de ese país destruido por Bokassa. Yo sólo quería la visa para entrar al juicio del dictador y contarlo. De hecho, fui el único periodista de este lado del mundo que presenció ese acontecimiento. Con Mbaré no creo tener nada pendiente ya. Con Betty, mi mujer, creo que sí, todavía.”

Jean Bedel Bokassa fue el presidente de la República Centroafricana entre 1966 y 1979.  Primero como dictador militar y luego como Emperador. Fue derrocado y se exilió. Pero en 1986 reapareció. Fue arrestado y juzgado por traición, asesinato, canibalismo y apropiación indebida de fondos estatales. Le condenaron a muerte, aunque la pena fue luego conmutada a cadena perpetua. En 1993 se benefició de una amistía y falleció en 1996, de un ataque al corazón. (Fuente: Pepe Cervera)

Imagen de previsualización de YouTube
Print Friendly, PDF & Email