Jesús clavado por los brazos y con las piernas encogidas, en posición fetal. El retrato que ha hecho de su crucifixión la BBC, en “La Pasión” [vídeo], ha puesto en pie de guerra a numerosos teólogos. Dicen que la televisión británica está subvirtiendo la representación clásica, reinventando la narración bíblica y “engañanado deliberadamente al público”. La BBC se defiende y argumenta que para realizar este retrato se han apoyado en una investigación.

Representación clásica

Según describe EL PAIS, el productor de diseño Simon Elliott tomó como referencia el descubrimiento de un esqueleto crucificado cerca de Jerusalén en 1968, el único hallazgo arqueológico de este tipo y que presentaba la misma posición reproducida ahora por la BBC:

 “Los romanos crucificaban a la gente de distintas formas, y este método era uno de los más extendidos y eficaces”, corrobora el profesor de religión de la universidad de Duke, Mark Goodacre, que ha ejercido de asesor del programa.

Imagen de previsualización de YouTube

La crucifixión no ha sido la única aportación de la BBC. En la serie, Judas aparece retratado “como una figura compleja y dividida entre sus lealtades, que finalmente se decantan hacia Caifás, el influyente sumo sacerdote judío que entregó a Jesús a Pilatos”…

Pero a decir verdad, no todo han sido protestas. La Pasión, la serie de cuatro capítulos que la cadena pública estrenó anoche, también ha recibido elogios. El obispo católico de la diócesis de Arundel y Brighton, Kieran Conry, señaló el día anterior en la prensa que está encantado con una emisión que da a los protagonistas de La Pasión “una vertiente más auténtica y humana” y  felicitaba a la BBC por abordar la historia religiosa en horario estelar a pesar de los tiempos de “intolerancia” que corren.

No es la primera polémica científica que despiertan las teorías sobre la muerte de Jesús. Incluso la causa clínica de su fallecimiento la ha sido objeto de numerosos debates.