Una orquesta sinfónica con 17 músicos protagonizó una original protesta musical contra la corrupción en la política española organizada por un blog, Berlunes, en Berlín. A las puertas de la embajada española tocaron durante 15 minutos la banda sonora de la película El Padrino. Se trataba escenificar un mensaje: ??Estamos gobernados por una mafia?. El video y la crónica de la “actuación” pueden verse en la red. (Foto: Flickr/Frankenschultz)

En total reunieron un violín primera (concertino), violín segunda, flauta principal, flauta segunda, violonchelo principal, trombón principal, clarinete principal, saxo tenor principal, melódica principal, cuarteto de guitarras, contrabajo principal corleone, dos tenores y el director. Y durante 15 minutos interpretaron su particular versión de Brucia la terra, de Nino Rota. 60 personas en el público, medios acreditados, dos policías y un cadete en prácticas, “muy cordiales” segun los organizadores, asistieron a la protesta que tuvo lugar bajo una fina nevada.

Al acabar se entregó un sobre al director -considerado un detalle más “español” que el tradicional ramo- y éste lo lanzó hacia la delegación española. “El sobre no necesita llegar, la música ya ha traspasado los gruesos muros de la embajada como si fueran de papel, el mensaje ha llegado aunque no lo hayan escuchado” explican en Berlunes. Y avisan que es posible que repitan la acción en verano con una orquesta sinfónica al completo.