BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

El periodista Javier Valenzuela escribe un preciso artículo en el que detalla los próximos retos para el PSOE. Muy recomendable:

“…El error de Zapatero estuvo en que quiso hacer políticas progresistas de gasto sin hacer políticas progresistas de ingreso. Le fue bien con las vacas gordas, la fiesta terminó con las flacas y así llegó el tijeretazo de 2010. Ambas cosas, ausencia primero de reformismo socialdemócrata y luego contrarreforma social, fueron propiciadas por el candidato ahora derrotado, Rubalcaba, y sus amigos en el seno del PSOE y del Gobierno. El electoralista “giro a la izquierda” de Rubalcaba durante la campaña no fue creíble en absoluto. Como le dijo Rajoy en el debate televisado al escuchar propuestas como el impuesto a las grandes fortunas: ??¿Eso se le ha ocurrido a usted en la última media hora? Porque durante sus siete años de gobierno no lo hicieron?. Salvo para sus incondicionales en su partido y en los medios de comunicación, Rubalcaba nunca fue un candidato ilusionante. Cuando los jóvenes tomaban las calles, el PSOE, mejor dicho su cúpula. se refugió en el pasado felipista al escogerle sin el menor debate y sin la menor votación. Lo ha comentado hace poco The New York Times en un artículo titulado “La democracia española está envejeciendo”.

Antes de pensar en reconquistar el poder, el PSOE tiene mucha tarea por delante: rejuvenecerse y poner al día sus ideas de política económica y social en un sentido distinto al “social-liberalismo” de Felipe y Zapatero. También democratizar su funcionamiento interno.

¿Serán capaces los socialistas españoles de hacer una renovación democrática, esto es, con amplia participación de las bases, como la encabezada por Milliband en el Labor (policy review), o como la que en Francia se ha traducido en unas primarias abiertas a todos los ciudadanos progresistas? Porque si vuelven a las andadas de candidato único providencial designado por los aparatchik proseguirán cavando su propia tumba, continuarán siendo poco atractivos para esos millones de españoles que bien podrían votarles la próxima vez.”

Lee aquí el texto completo de Javier Valenzuela

Print Friendly, PDF & Email