Imagen de previsualización de YouTube

 Otra alternativa sería traer a la propia Paquita a España y enviarla, a modo de rondalla insistente, a la ventana de la morada del banquero como respuesta a sus cobradores del frac. Recurso del pataleo, pero… ¿ no es una idea genial…?

He encontrado rastreando, por aquí y por allá, una voz heroica que bien puede servir como comodín del público en los tiempos que corren para el ciudadanito español de a pié. Sus canciones vienen al pelo en los momentos  actuales. Situémonos:

Isabel Pérez y José García salen muy de mañana al encuentro del comercial bancario (el que antaño les recibiera deshaciéndose en mieles) con la esperanza de ampliar su crédito hipotecario, sin el cual pierden la casa.

No voy a especificar la conversación, porque ya conocemos su contenido y sobre todo el resultado. Pero no me neguéis que sería maravilloso al finalizar el encuentro que, en el propio hall del banco (ese impresionante edificio de materiales nobles que  se ha levantado a costa de la sangre, sudor y lágrimas de todos nosotros, y sobre el que, curiosamente, no pende ninguna amenaza de embargo…) Isabel y José se pusieran en jarras, y a ritmo de corrido mexicano a plena voz, emularan a Paquita la del Barrio en  su ?? Rata de dos patas?. Bien es verdad que si el empleado  fuera un poco avispadillo podría contestar con otra paquitada: ??Me saludas a la tuya? (con un contenido grandioso: “Gracias por acordarte de mi madre?”).

Pero Paquita siempre se pone de parte del perdedor y da a Isabel y José la opción de rematar con ?? Que me perdone tu perro, por compararlo contigo?. La pena de todo esto es que a los  auténticos culpables no les salpique la escena, ya que a esas horas seguro que flotan orondos  en los jakuzzis de sus mansiones. En realidad quien se sienta al otro lado del mostrador es también una víctima, como Isabel y José, sobre la que igualmente pende la espada de Damocles.

Otra alternativa sería traer a la propia Paquita a España y enviarla, a modo de rondalla insistente, a la ventana de la morada del banquero como respuesta a sus cobradores del frac. Recurso del pataleo, pero… ¿ no es una idea genial…?

Recomiendo encarecidamente escuchar, en youtube, las mencionadas clases magistrales sonoras de Paquita la del Barrio ¡ Es más, yo alguna de ellas ya me la se con pelos y señales!

 www.youtube.com/watch?v=G03edz_1DmE

Print Friendly, PDF & Email
2 Replica a este post
  1. Nosotros elegimos a los que gobiernan, pero los que mandan no son esos, el que manda es el capital puro y duro