Krugman celebra el 22 de mayo con el siguiente articulo. Todo está mal…

Según el economista, los recortes en el gasto, a fin de dedicar el recurso extra a la devolución de la deuda, no promoverán el retorno del crédito, pues si bien contenta a los mercados, no les anima seguir prestando porque deprimen aún más el poder adquisitivo de las empresas y los ciudadanos; si no que lo que lo hará, serán “las ayudas de los países fuertes, y hacer quitas en la deuda privada”.

Si en lugar de España o Irlanda hablásemos de Nicaragua, hablaríamos más que de reestructuración, de una condonación de la deuda; que, como todos sabemos, pero como nos es poco conveniente a corto pocos lo reconocen, es mejor negocio a medio y largo plazo.

Print Friendly, PDF & Email