Desde hace varios años, los medios de comunicación están integrando las herramientas de automatización en sus redacciones de diferentes maneras. Una de las más ambiciosas ha sido la agencia de noticias británica, Reuters, que desde hace un año ha implementado varias herramientas inteligencia artificial en su quehacer periodístico. Y ha extraído dos lecciones principales: una que la automatización es extremadamente útil para investigar y analizar datos y otra que de momento, los robots no escriben buenos artículos. Por eso ha optado por desarrollar una “redacción cibernética” híbrida más que una completamente automatizada.

(Foto: Flickr/Targuman)

La experiencia de Reuters incluyó dos grandes programas automatizados, uno para detectar historias y noticias en comentarios en redes sociales y otro para escribir artículos económicos usando algoritmos para peinar su gran base de datos financieros. Y su editor ejecutivo de operaciones editoriales, Reginald Chua, resumió la valoración en una frase: “Las máquina escriben malas historias“. Y explica que los robots pueden buscar y filtrar gran cantidad de datos, pero no pueden competir con los seres humanos a la hora de juzgar qué tiene mayor interés informativo y como cambian las audiencias.

Por eso tras la experiencia de varios meses, Reuters ha anunciado que ha reenfocado su proyecto y ahora planea desarrolla una “redacción cibernética” híbrida en la que en vez de hacer que los robots escriban las noticias completas, se limiten a algunas frases y sobre todo al análisis de datos y la detección de patrones, pero sean los periodistas humanos quienes se encarguen de la redacción final, testimonios y contexto. El programa se denomina Lynx Insight y pretende combinar lo “mejor de los dos mundos”.

La idea de que la automatización de contenidos y el uso de robots no es aún una amenaza para el trabajo de los periodistas también ha sido señalada por Mathias Doepfner, el CEO de Axel Springer, el gigante mediático alemán que edita BIld y Die Welt y tiene parte de The Politico. Preguntado si los robots -que la empresa usa para cubrir partidos de fubtol de ligas inferiores alemanas- iban a quitarle el puesto a los seres humanos, Doepfner aseguró: “Es exactamente lo contrario. Ahora vamos a poder hacer cosas en periodismo que en los días analógicos nunca hubiéramos podido permitirnos”.

Print Friendly, PDF & Email