David Roman analiza en radiocable.com el impacto del resultado del 24M en los centros de poder político y económico internacionales y advierte de que puede tener impacto en las inversiones internacionales en sectores regulados, como las renovables, o el inmobiliario en Barcelona. El corresponsal de Dow Jones/Wall Street Journal señala que ahora se ve más probable que antes del 24M que haya una coalición PSOE-Podemos. Una situación que provoca “miedo” y es visto como “negativo” en los mercados internacionales. Señala que el resultado de Podemos y Ciudadanos no es “espectacular”, pero si “bastante bueno” y supone un toque de atención “serio” para el PP. También .

David Roman apunta tras los resultados del 24M: “El análisis fundamental en el que todo el mundo se está fijando es que representan un cambio de situación respecto al día anterior a las elecciones en cuanto a que existe una mayor posibilidad de que haya una coalición PSOE-Podemos tras las generales. Antes se pensaba que era menos probable y de lo que se piensa hoy.”

Añade: “Los partidos que han subido más, no se presentaban en toda España. Ciudadanos por ejemplo sólo se presentaba en 1.000 ayuntamientos de un total de 8.000. Los resultados de Podemos y Ciudadanos, sin ser espectaculares, han sido bastante buenos. Podemos, por ejemplo igual no ha tenido el resultado que soñaba en algunas autonomías, como Aragón, pero hacerse con las alcaldías de Madrid y Barcelona es un premio de consolación bastante bueno”.

Con respecto al impacto para el PP, el corresponsal apunta: “Es un toque de atención serio. Me recuerda un poco a lo que pasó hace cuatro años en el PSOE. En la regionales de 2011, todo el mundo hacía el análisis político de que era una previa para las generales, donde se pegaría el batacazo, como ocurrió. Pero para la gente del PSOE, el problema era que ellos se quedaban sin trabajo, sin concejalías, alcaldías… de reprente miles de afiliados que trabajaban para el partido se quedaban sin poder pagar la hipoteca. Y algo similar ocurre ahora con el PP. Aunque Rajoy crea que puede remontar de cara a las generales, para la gente del PP es un mazado para los que se quedan en la calle y se acaba su carrera política.”

David Roman apunta que el mensaje que envía este resultado a los centros de poder político y económico internacionales es que “el miedo a que España se convierta en una segunda Grecia, más grande y más dañina para los inversores internacionales es ahora mayor. La posibilidad de que Podemos entre en el gobierno, aunque sea como socio minoritario del PSOE es ahora mayor que antes de las elecciones. El impacto hubiera sido menor si Podemos solo hubiera ganado Barcelona con pactos, pero también ha logrado Madrid y eso les permite reanimar a las tropas tras la mala racha del mes anterior. Y esto para los mercados internacionales es negativo, porque tienen una mala experiencia con Syriza.”

En cuanto a lo que el resultado puede suponer para las operaciones empresariales en España o las inversiones internacionales, el corresponsal asegura: “No hay que exagerar el impacto, pero sí nos consta que hay gente que tiene operaciones en espera de lo que puede ocurrir en las generales. Sobre todo en inversiones en sector muy regulados, ante la duda de que un nuevo gobierno cambie la regulación, como por ejemplo en renovables. Y algo parecido puede ocurrir en el sector inmobiliario en Barcelona, dependiendo de lo que haga Ada Colau. Si se convierte en un eje de su política, podría echar para atrás a fondos buitres que buscan comprar cosas muy baratas con largo recorrido.”

 

Print Friendly, PDF & Email