BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

 El último post de José Saramago en su blog está dirigido al Subcomandante Marcos. En el texto Saramago le regala públicamente su admiración, y le dice “Ojalá que  no vuelva a callarse”. Y tiene toda la razón porque Marcos ya no es de Marcos, ni siquiera es de los zapatistas. Marcos es un poquito de todos.

Como decía, José Saramago en su blog afirma:

 “… A pocas personas he admirado tanto en mi vida, de poquísimas he esperado tanto. Nunca lo he dicho por la simple razón de que estas cosas no se dicen, se sienten y por ahí se quedan. Cuestión de pudor, parece. Cuando los zapatistas salieron de la Selva Lacandona para llegar al Zócalo después de haber cruzado medio México, yo estaba allí, uno entre un millón. […]

El tiempo ha  pasado, el proceso revolucionario ha cambiado de rumbo, Marcos salió  de la Selva Lacandona. Durante el último año Marcos ha guardado un  silencio total, nos dejó huérfanos de aquellas palabras que solo él  sabe decir o escribir. Sentimos su falta. En el día 1 hubo en Oventic  un encuentro para celebrar y recordar el inicio de la revolución, la  toma de San Cristóbal de las Casas, los altos y bajos de un camino  difícil. Marcos no fue a Oventic, no mandó siquiera un mensaje, una  palabra. No lo entendí y sigo sin entenderlo. Marcos, hace pocos  días, anunció para el año que entra una nueva estrategia política. 

Ojalá, si la antigua ha perdido las virtudes. Ojalá, sobre todo, que  no vuelva a callarse. ¿Con qué derecho lo digo? Con el simple derecho  de quien no abandonó. Sí, de quien no abandonó…. [léelo completo aquí]

Print Friendly, PDF & Email