No falto de nada. Solemnidad francesa, bandera, ni siquiera la expresión de Martin Luther King “tengo un sueño”. Con un discurso pretendidamente histórico, Nicolás Sarkozy se dirigió en persona y por televisión al líder de las FARC, Manuel Marulanda, pidiéndo la liberación de Ingrid Betancourt.

Imagen de previsualización de YouTube

El discurso fue calculado al milímetro: sin promesas, sin presiones, apelando a la humanidad de las FARC: “usted puede mostrar al mundo que las FARC comprenden los imperativos humanitarios”, dijo Sarkozy,  ofreciéndose a los guerrilleros como mediador, involucrándose “personalmente en la búsqueda de una solución humanitaria” al conflicto.

Imagen de previsualización de YouTube

Esta interpelación del presidente francés llega tras la desaparición de Hugo Chávez como negociador. Chávez había iniciado antes contactos con las FARC e incluso había asegurado que aparecerían pruebas del estado de Betancourt. Sin embargo, tras una reunión del presidente venezolano con el presidente francés, Colombia decidió prescindir de Chávez en tal mediación.

¿Que ocurrió?

La BBC informó aquel día:

Chávez, quien el martes se reunió con el presidente francés Nicolás Sarkozy en París, no obtuvo las pruebas de la supervivencia de los rehenes que habían sido prometidas por las FARC.  A raíz de esa decisión, Chávez pidió “paciencia” y dijo que estaba convencido de que las FARC enviarían esas pruebas antes de finalizar el año.

Pero además, cuando llegó a París para su encuentro con Sarkozy, Chávez había declarado que Uribe le había dicho que estaba dispuesto a reunirse con el máximo jefe de las FARC, Manuel Marulanda, si la guerrilla liberaba a algunos de los secuestrados. Esto obligó a una rápida rectificación de la Presidencia colombiana, quien informó de que esa reunión solo se produciría luego de la liberación de todos los secuestrados en poder de las FARC. 

El argumento para la ruptura fue “una llamada no autorizada” que hizo el presidente venezolano al comandante de las Fuerzas Armadas de Colombia. El gesto de Colombia, separándole, enfadó enormemente a Chávez.:

Chávez calificó a su colega colombiano de “peón del imperio”, al tiempo que Uribe aseguró que el venezolano tiene un plan “expansionista”. 

Después de aquello, el gobierno colombiano anunció que deseaba la ayuda del presidente Sarkozy. Nunca quedaron muy claras las razones por las que Colombia decidió romper la baraja de Chávez. Las pruebas prometidas por Chávez aparecieron poco después, sin embargo el gobierno colombiano anunció que las había obtenido capturando “en Bogotá a tres rebeldes de las FARC” y confiscándoles cinco videos con imágenes de varios de los retenidos por la guerrilla.

Print Friendly, PDF & Email
1 replica a este post
  1. no se de politica nada,pero pienso que las personas que hacen estas cosas, ¿secuestrar, matar? creo que se puede hablar y con el dialogo nos podremos entender; pero claro las personas siempre creemos tener la razon en todo y no pensamos que tambien nos equivocamos.Acaso creen las FARC que ellos no se equivocan,esas personas que tienen en su poder tienen sentimientos igual que ustedes.Son acaso personas ustedes piense en positivo……….