A Barack Obama le van a retirar su agenda electrónica-teléfono BlackBerry en cuanto jure el cargo. En Francia, la Defensa Nacional recomienda a su altos cargos y ministros que no envien material confidencial o delicado por dispositivos sin protección citando específicamente la BlackBerry. En España sin embargo, según revela una investigación de Soitu, al menos tres ministros utilizan este tipo de agenda electrónica y la mayoría de los políticos desconoce si sus teléfonos o dispositivos electrónicos están protegidos.

Una BlackBerry
(Foto: Flickr/Fer)

La seguridad de las comunicaciones de diputados y altos cargos no parece ser una obsesión en España, aunque según Fernando Moraleda, anterior Secretario de Estado de comunicación, los teléfonos del gobierno sí están protegidos. Pero al menos tres ministros, Carme Chacón, Miguel Sebastián y Celestino Corbacho utilizan habitualmente una agenda-móvil modelo BlackBerry que desaconseja el propio Moraleda y los franceses.

Responsables de esta marca niegan que sus dispositivos sean inseguros y defienden que su encriptación es la más alta en materia de seguridad, pero los expertos explican que el mayor problema consiste en que aunque se mande una información vía movil a alguien que se encuentre en la misma habitación, la comunicación viaja primero hasta los servidores y luego se redirecciona. Y en el caso de la BlackBerry, los servidores se ubican en países como Canadá, EEUU o Reino Unido, donde legalmente el Gobierno puede espiar sin orden judicial previa.

En Estados Unidos, en cambio los responsables de seguridad son famosos por su meticulosidad. En el artículo de Soitu, se cuenta la anécdota revelada por Federico Trillo de que cuando era ministro de defensa y tenía que hablar con su homólogo estadounidense, Donald Rumsfeld, “los americanos instalaban un teléfono especial en el despacho y cuando acababa la conversación se lo llevaban”.

Print Friendly, PDF & Email