La Encuesta Europea de Empresas, realizada por Gallup para la agencia Eurofound de la Unión Europea, refleja que los sindicatos españoles está a la cabeza de Europa en el nivel de cobertura en la representación sindical que dan a los trabajadores. Sólo son superados por Finlandia y Dinamarca y figuran por delante de países como Francia, Alemania Italia e Inglaterra. Esto lo logran además con la mitad de “horas sindicales” que el resto de representantes europeos.

Según los datos de la Encuesta, de media, el 32,1% de las empresas europeas tiene representación sindical estable (secciones sindicales, delegados, comités de empresa). Este porcentaje crece cuanto más grande es el número de trabajadores aunque difiere según el sector. Así en empresas de más de 250 trabajadores y del sector industrial la representación sindical puede alcanzar el 82%, mientras que empresas del sector servicios, con plantillas entre 10 y 50 trabajadores apenas llega al 26,5%.

En España, la  representación sindical en las empresas es del 57,1%, muy por delante de la media europea del 32,1%. En Dinamarca alcanza el 80%  y en Finlandia  el 70%.  Segun los datos oficiales del Ministerio de Empleo, hay registrados en España 303.622 representantes sindicales elegidos directamente por los trabajadores, de los que el 37,5% corresponden a CCOO y el 35,4% a la UGT.

Segun la encuesta, esta situación se da a pesar de que los sindicatos españoles tienen menos recursos materiales, formativos y de tiempo para el ejercicio de las funciones de representación que la media europea. El 37% de los representantes de los trabajadores europeos tienen acceso a financiación de las propias empresas para costear el asesoramiento jurídico, económico o técnico, mientras que en España esta circunstancia se reduce practicamente a la mitad.

Y los datos del informe parecen desmentir uno de los tópicos más difundidos sobre los sindicatos españoles al evaluar las llamadas ‘horas sindicales’. Los sindicalistas españoles se sitúan en la cola de la Unión Europea, ya que solo el 28,3% de sus representantes disponen del crédito horario necesario para el ejercicio de sus funciones, mientras la media de la Unión Europea es el 56,2%.

Print Friendly, PDF & Email