Fue el miércoles. Mientras radiocable.com grababa cómo era la jornada laboral de Carina Mejías, el ex presidente del PP catalán, Daniel Sirera, le envió un mensaje a nuestra entrevistada captado por el diario Avui:

¿Qué quieres que te explique? ¿Por qué no me presenté? Porque al girar la vista atrás sólo estarías tú, el tutu, el berman, Nadal y cuatro más. Este partido es una mierda…

Sirera respondía así a Carina Mejías, que aparentemente le había preguntado por qué no se presentó a la reelección en el Congreso del Partido Popular de Catalunya del que salió vencedora Alicia Sánchez Camacho, la actual presidenta. La historia es la siguiente…

Josep Piqué dimite como presidente del PP catalán y con él deja sus cargos en el partido Francesc Vendrell. Génova nombra a un nuevo presidente, Daniel Sirera, pero se mantiene con él todo el equipo anterior. Sirera nombra a una nueva portavoz, Carina Mejías, destituyendo así a Vendrell, hasta entonces portavoz y que continúa siendo diputado… Unos meses después se fuerza un Congreso regional para elegir a un nuevo presidente en el que, en principio, hay tres candidatos: Daniel Sirera (presidente del PPC hasta la fecha y con un discurso crítico con los nacionalismos), Alberto Fernández (quien junto a su hermano Jorge Fernández controla de facto el partido desde hace años) y Montserrat Nebrera (el fichaje independiente de Piqué que pretendía democratizar la situación interna del partido y con un discurso catalanista).

Pocos días antes del Congreso, celebrado hace poco más de un año, se anuncia un principio de pacto para integrar las candidaturas de Montserrat Nebrera y Alberto Fernández. Sin embargo, Génova acaba intervieniendo: Alicia Sánchez Camacho, que no consiguio su acta de diputada por la provincia de Girona, será la candidata de unidad y se anima a los tres precandidatos a unir sus avales. Sirera y Fernández (quien probablemente controlaba la operación) lo aceptan y Nebrera, que se siente traicionada, se presenta sola. Finalmente, gana Camacho con un 56% de los votos y Nebrera desafía al aparato del partido con el 44%… Muchos militantes del PPC se sienten engañados y boicotean a lo largo del Congreso varias intervenciones. Desde entonces, algunos miembros del partido han sido expulsados por criticar la no existencia de democracia interna y Montserrat Nebrera ha sido expedientada en múltiples ocasiones, probablemente con el objetivo de expulsarla.

Imagen de previsualización de YouTube

Sirera jugó mal las cartas. Quiso asegurarse su permanencia en el partido y aceptó una candidatura que echó por los aires  todas sus aspiraciones. En principio, el acuerdo contemplaba que él seguiría siendo presidente del Grupo parlamentario y que Carina Mejías sería la portavoz. No obstante, hace unos meses fue destituida… Mejías, que en la entrevista que le hicimos advirtió que no seguiría siendo diputada en la próxima legislatura, advierte ahora a través de su Facebook:

Aviso a posibles delincuentes: Los sms contienen información confidencial y/o privada. Si usted no es el destinatario o una persona expresamente autorizada para recibir este envío no debe utilizar, copiar, reenviar, distribuir o en general disponer d …e ninguna forma de la información incluida. Su uso indebido es constitutivo de un delito tipificado como violación de las comunicaciones y de la privacidad.

Ahora mismo, la situación del PP catalán es caótica. La actual portavoz, Dolors Montserrat, le ha pedido al presidente del Grupo, Daniel Sirera, que dimita, mientras Carina Mejías dice que ella no repetirá en las listas. A Montserrat Nebrera, después de desafiar a Camacho en el Congreso, se le acumulan los expedientes y tras ella, una lista de diputados que no saben exactamente qué les depara el futuro.