Soldados de EEUU en Irak

Según el testimonio de varios veteranos de las guerras de Irak y Afganistán, era habitual llevar en sus vehículos armas y herramientas para colocar junto a los cadáveres de iraquies inocentes asesinados por error. 

La “treta”, de la que informa The Washigton Independent y de la que se hace eco Guerra Eterna, no sólo era conocida por sus superiores, sino que incluso se fomentaba con guiños y codazos. Jason Washburn, un Marine que estuvo en Irak entre 2003 y 2006 explicó que:

En el caso de disparar accidentalmente a un civil, podíamos dejar un arma junto a su cuerpo para hacer parecer que se trataba de un insurgente. Me dijeron que si un iraqui llevaba una pala o le veía cavar en algun sitio, especialmente cerca de una carretera, también podíamos dispararle. Asi que también llevábamos herramientas en los vehículos.” [VIDEO]

Al parecer cuando los ataques insurgentes contra las tropas de EEUU se intensificaron, los mandos rebajaron los criterios bajo los cuales los militares estaban autorizados a usar la fuerza. Al principio hubo un intento por abrir fuego solo en casos extremos, pero poco a poco se fue abriendo la mano. Tanto que llegó un momento en el que llevar herramientas de labranza como palas o azadas quedó prohibido para los iraquies y justificaba el disparar contra ellos.

[VIDEO] Todo esto ha salido a relucir en la Winter Soldier investigation (Investigación de Soldados de invierno) una especie de proceso testimonial de lo que se considera una brutalidad sistemática en las ocupaciones de Irak y Afganistan. La investigación está patrocinada por la organizacion de Veteranos de Irak contra la guerra. En su web se pueden incluso ver los videos de algunos testimonios y seguir el proceso desde su blog.

Print Friendly, PDF & Email