El prestigioso semanario alemán publica un artículo con un informe desclasificado de un embajador en España que asegura que tras el intento de golpe de Estado del 23 F, el rey Juan Carlos I “no mostró ni desprecio ni indignación frente a los actores, es más, mostró comprensión, cuando no simpatía”.

El Rey Juan Carlos

Der Spiegel explica que el embajador de Alemania en España entre 1977 y 1982, Lothar Lahn fallecido en 1994, mantuvo una conversación de carácter privado con el monarca el 26 de marzo de 1981, en la que el rey le comentó sus impresiones acerca del frustrado golpe de estado. Lahn envió un informe clasificado con lo dicho por Juan Carlos I al Ministerio de Asuntos Exteriores de su país. Y este documento acaba de ser desclasificado.

Según el entonces embajador, el rey le aseguró que “los cabecillas sólo pretendían lo que todos deseábamos, concretamente la reinstauración de la disciplina, el orden, la seguridad y la tranquilidad”. Pero aseguró que el golpe del 23F “debería olvidarse lo antes posible” y se mostró convencido de que una actuación así no se repetiría.

También dijo que la responsabilidad del intento de golpe de estado no solo fue de sus cabecillas, sino tambien del entonces presidente del Gobierno español, Adolfo Suárez, por “despreciar” a los militares y no atender a sus planteamentos “hasta que estos decidieron actuar por su cuenta”.

Siempre segun la versión de Lothar Lahn, el monarca español también aseguró que ue trataría de influir en el Gobierno y los tribunales para evitar un castigo severo a los golpistas, ya que estos “solo pretendían lo mejor”.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR: Entrevista a la Corresponsal de Der Spiegel: Las simpatías del Rey por los golpistas no parecen interpretación del embajador