Mathieu de Taillac, de Le Figaro señala en radiocable.com que la recomendación del Fondo Monetario Internacional a España para que modere los salarios es “polémica” porque “no es precisamente un país donde el sueldo medio sea especialmente alto”. Cree en cualquier caso que va dirigida más bien a la negociación de los convenios colectivos, aunque recuerda que el FMI también preconizó la “austeridad ultra rápida” y luego ha reconocido el error: “eso le quita credibilidad”.

Matthieu de Taillac

Mathieu de Taillac asegura que de las recomnedaciones del FMI: “lo más noticioso me ha parecido lo de los salarios. Porque la parte de sus recomendaciones en la política de austeridad y recortes, como bajar el ritmo, ya las había adoptado el gobierno. La novedad es la propuesta, bastante polémica, de bajar los sueldos para crear empleo.”

Y asegura: “La primera reacción es que choca un poco, porque España no es precisamente un país donde el sueldo medio sea especialmente alto. Yo en mi crónica he recordado que el salario mínimo de profesionales es de 752 euros, cuando el sueldo francés es casi el doble.”

Aunque el corresponsal añade: “De todas formas lo que dice el FMI es que hay que llegar a la moderación salarial via discusiones entre sindicatos y empleadores. No hablan de por ejemplo de suprimir el sueldo mínimo, como si planteó el Banco de España, sino más bien de las negociaciones de los convenios colectivos.”

Mathieu de Taillaic cree que el FMI pide “cosas como las que ya se han hecho en sectores como el automovilístico, donde los propios sindicatos aceptaron rebajar sueldos para fomentar el empleo. Creo que se trata más de eso que de bajar los sueldos de forma general en España. Espero porque lo otro sería muy difícil de explicar. Sobre todo porque viene del FMI que es la misma institución que tras preconizar para todos una austeridad ultra rápida, dos años después dijo: `Ah nos hemos equivocado´. Y eso les ha quitado credibilidad.”

En cuanto a si el problema de España es que los salarios son demasiado altos, el periodista francés apunta: “eso forma parte de la teoría de unos economistas liberales, que como no se puede devaluar la moneda en la zona euro, creen que bajando sueldos se gana competitividad para exportar más facilmente. Y siempre dicen que bajan los salarios, pero también los precios. Y eso es cierto en algunas cosas, pero no baja el precio de la gasolina, por ejemplo. Por eso, puede ayudar a exportar, pero las condiciones vida también empeoran.”

Print Friendly, PDF & Email